Robo en Florida

Estamos en un siglo nuevito y ya podemos postular a esta pelea como firme candidata al "Robo del Siglo".

Sergio "Maravilla" Martínez puso KO a Cintrón en el 7º, pero la Comisión Atlética de Florida decidió que debían seguir las acciones. Vapuleó igualmente al boricua superándolo ampliamente por puntos, pero dos de los jueces vieron el combate empatado...



El campeón interino WBC de las 154 libras, Sergio "Maravilla" Martínez, acudió al compromiso de su primera defensa titular precedido de un notable 44-1-1 (24ko).

Su rival, el ex monarca IBF de las 147 Kermit Cintrón, llegó con su no menos espectacular 30-2 (27ko).

El combate arrancó con un accionar un tanto tibio del quilmeño, que duró muy poco ya que acomodó su postura ni bien le tomó la mano a la rigidez en el traslado que sostuvo siempre el boricua.

Cintrón, confiado en su contundente porcentaje de ko's, mantuvo su expectativa en la suelta de una bomba de derecha que no se hizo presente en la noche de San Valentín.

Martínez poco a poco fue tomando confianza y trabajó casi con la misma soltura con que lo hizo frente Alex Bunema, ante quien consiguió el interino (vacante) WBC de las 154 libras que expuso esta noche.

Con los guantes a un lado de su cintura, avanzó y complicó a Cintrón todo el combate gracias a una notable velocidad de manos.

El trámite del pleito se le hizo cuesta arriba al ex monarca welter, que soportó un corte (provocado por jab de Martínez pero que el árbitro anunció como choque de cabezas) desde el 3º asalto.

En la séptima vuelta Martínez combinó su jab de derecha con una izquierda recta que, por el adelantamiento de ambos a un mismo tiempo, bajó seca haciendo estrellar sus nudillos con el entrecejo de Cintrón.

Esta mano, de gran factura, dió por tierra con el boricua que mientras escuchaba la cuenta le decía al árbitro que había sido un golpe de cabeza el que lo había tumbado.

El árbitro, Frank Santore Jr., le llamó la atención durante la cuenta explicándole que iba a perder si llegaba a los 10 si no se reintegraba al combate...

Sobre la cuenta de 8 sonó la campana. La cuenta siguió y el árbitro, batiendo las manos en señal de "se acabó", decretó el ko favorable a Martínez.

"Maravilla" saltó hacia el encordado de una esquina neutral y festejó con brazos en alto mientras Cintrón protestaba airadamente.

Mientras tanto y por las pantallas gigantes del ringside del Bank Atlantic Center se mostraba la repetición de las acciones que habían concluído con el pleito.

Varios minutos después y en medio de gran confusión, la Comisión Atlética de Florida instó al árbitro a que se reanudara el combate e instruyó a los jueces encargados de llevar las tarjetas a que contabilizaran una caída en contra de Cintrón para este 7º asalto...

Increíblemente el combate siguió, lo que supuso un verdadero robo en contra de Martínez que había ganado correctamente el pleito por KO7. Además y de tratarse de una caída tal y como siguió el caso, se le dió a Cintron un tiempo de recuperación cuanto menos antireglamentario.

Así las cosas, Martínez debió luchar ahora no solo contra Cintron sino contra la desazón y la impotencia por lo que estaba ocurriendo, por la injusticia a la que lo estaban sometiendo...

Pero "Maravilla", como aquel que se siente despojado y ya poco le importa perder lo que le queda, salió a fajarse. Arengó a Cintron a prenderse en el fuego aún sabiendo que no era el terreno que mas le convenía.

Pero aún así obtuvo buenos resultados y siguió aportando números positivos sobre su columna de las cartulinas.

En el 10º Cintron logró conectar muy buenos volados con ambas manos llegando a complicar por primera vez en todo el pleito al campeón.

Pero Martínez compuso rápidamente su imagen en el 11º boxeando otra vez al toreo, con guardia baja y haciendo alarde de su velocidad y precisión.

Al comienzo del último asalto Santore Jr. descontó 1 punto a Martínez en una acción poco clara en la que hizo caso a Cintron, que esta vez se quejó de un golpe en la nuca.

Martínez, enfurecido, desató un vendaval sobre el retador y lo tuvo en malas condiciones hasta el final del capítulo coronando una sólida actuación al término de las 12 vueltas.


EL FALLO:

Momentos previos a lectura de tarjetas ya se pudo oír un abucheo generalizado, generado con seguridad porque el público entendió que no se debió llegar a esta instancia ya que la pelea había tenido una definición categórica al final del 7º episodio.

Las señales de protesta recrudecieron al escuchar la primera tarjeta -no por sus guarismos sino porque delataba que había fallo dividido- de Tom Kaczmareck: 116-110 para Martínez (coincidente con la de un servidor).

Cuando el locutor expresó que "-...las dos siguientes tienen un fallo idéntico de..." se puso aún peor la gente porque era evidente que estos otros dos jueces habían fallado distinto que Kaczmarek. Es decir, en contra de Martínez...

La frase concluyó con que habían decretado un empate clavado en 113 puntos.

Lapidario considerando la caída de Cintron ya que de no haber acaecido este suceso hubieran dado un 114-113 a favor de Cintron...

Los inescrupulosos -léase jueces- fueron Ged O'Connor -británico de pobre experiencia como juez de boxeo y nula en combates de primera línea- y Peter Trematerra. Este último es un jurado con mucha experiencia que también participó del polémico -otro empate por decisión mayoritaria- Urango vs. Arnoutis en diciembre de 2004 fallando 114-114 cuando el colombiano había ganado claramente (Arnoutis era un prospecto invicto al que había que cuidar por entonces).

Con este empate Martínez retuvo su corona pero seguramente habrá ulterioridades para nada favorables a su futuro. Como por ejemplo una revancha con el propio Cintron, que no aportará mas que pérdidas de tiempo y dinero (a su edad sería mas conveniente la búsqueda de un rival distinto y con mayor rédito que el podría darle el boricua en una revancha).

Espero que el WBC observe bien el video, analice las acciones y no haga lugar a una nueva edición de este pleito. Así se ordena de una buena vez el Forrest-Martínez y vemos si el veterano de Augusta se le anima a "Maravilla". O le cede su faja sin pelear...

1 comentarios ¡Comenta ahora!:

VIN dijo...

Cintron se llevó algunos puntos de "sutura" y otros de "regalo". Haría bien en devolver aunque sea uno y poner "punto final" a su carrera. Ya no tiene nada más que hacer ni ofrecer arriba de un ring, solo le queda la fama de su mano pesada pero ya se ve que muy muy lenta y una total falta de vergüenza deportiva. Ni sus compatriotas lo toleran, los abucheos que recibió durante toda la pelea fueron el telón final, me parece... Quedarse en el piso estando entero, no hacer nada y pretender ganar con la ayuda de "afuera" instalando la confusión y ensuciando al rival, pretender vencer buscando la descalificación,... increíble. Ya está, andate Kermit, hacele un bien al boxeo.

Y Maravilla pecó un poco de cauteloso ante semejante mala leche pero creo que también ante el fantasma de aquella mano famosa del boricua. No vi que Kermit lo hubiera alcanzado, simplemente la posibilidad de que eso pasara lo tuvo medio atado.Cuando se soltó y no estuvo tan preocupado por los zarpazos que podía revolear a ciegas el retador, produjo bastante daño. Con poco trabajo logró marcarlo, lastimarlo y eventualmente ponerlo en franca retirada. Los fallos y arbitrajes del estado de Florida son siempre el cero geográfico del afane.

saludos Gente!