¡Pacquiao demolió a Cotto!

En el MGM Grand de Las Vegas se enfrentaron el boricua Miguel Ángel Cotto 34-1 (27ko) y el filipino Manny Pacquiao 49-3-2 (37ko) con peso preacordado por contrato en 145 libras pero con el WBO de las 147 libras -que expuso el primero- en juego.

Las presentaciones huelgan, es un pleito entre dos consagrados, futuros 'Hall of Famers' y listados inequívocos de cualquier "Top-10 P4P"...

Pacquiao se encaminó sonriente al ring. Un aura de tranquilidad lo secundó hacia el encordado. Hizo el acostumbrado rezo en su rincón y esperó por Cotto.

Cotto se trasladó cansinamente, con aire preocupado, y también rezó en su esquina.

La gran batalla estaba a punto de comenzar...

1º Asalto:
Durante las instrucciones se pudo observar a las claras la diferencia de envergadura, favorable al boricua.

Cotto abrió con un jab excelente, rápido, preciso y potente. Pacquiao se contuvo más de lo esperado. Y Cotto apuró, estableciendo distancias y mostrándose más fuerte. Y hasta más rápido, aunque el filipino poco había lanzado de momento.

Sobre el final Pacquiao quiso equiparar las acciones pero Cotto, muy enfocado y preciso, no se lo permitió.

10-9 Cotto


2º Asalto:
Cotto pareció controlar al filipino con las mismas armas que en el primer asalto. Pero Pacquiao logró filtrar sus primeras izquierdas, que abrieron las puertas de la defensa del boricua.

Cotto se prendió en los intercambios. Y ahí Pacquiao sacó ventajas, golpeando en mayor cantidad. Los dos terminaron bien un asalto que levantó a la afición de sus asientos. Mejor Pacquiao, pero con Cotto demostrando fortaleza.

10-9 Pacquiao | SubTotal: 19-19


3º Asalto:
El jab de Cotto parecía controlar el avance del filipino. Pero Pacquiao asumió el riesgo de recibirlo con tal de acercarse y meter sus manos. Así fue como llegó con una combinación de ganchos arriba que lo hizo tocar la lona con los guantes al de Caguas.

La diferencia entre el ataque de uno y otro radicó en que Cotto lanzó manos potentes, pero no las combinó. Mientras que el filipino lo hizo siempre.

No obstante el boricua logró una combinación de uppers sobre el mentón del Pac Man que logró frenar su avance, a esta altura ya frenético.

10-8 Pacquiao | SubTotal: 29-27 Pacquiao


4º Asalto:
Cotto logró en este asalto lo que nadie pudo jamás: Hacer que el filipino levantara ambas manos aguantando con guardia cerrada sus embates. Lo tuvo mal por momentos, contra las cuerdas.

Pero el filipino buscaba un hueco, una oportunidad, a la vez que reservaba fuerzas. Y a pesar de que Cotto le lanzó todo su arsenal, y de que era el hombre más grande, ni bien se compuso un poco y capeó el temporal lo depositó en la lona con una izquierda levantada en gancho, casi en uppercut.

9-9 Empate | SubTotal: 38-36 Pacquiao


5º Asalto:
Pacquiao tomó las riendas del pleito. Cotto bajó drásticamente su accionar luego de prodigarse sin éxito en la vuelta anterior. Perdió precisión y resignó terreno.

El filipino, que recibió golpes muy duros a los flancos en el 4º asalto, también se tomó un descanso.

En un pasaje, y en ocasión de estar el filipino contra las cuerdas, Cotto metió una mano neta sobre el rostro de Pacquiao. Mano que a cualquier otro welter hubiera hecho tocar la lona. Pero no la combinó y, contra todo pronóstico, el filipino -si bien acusó el impacto- la aguantó sin mayores complicaciones.

10-9 Cotto | SubTotal: 47-46 Pacquiao


6º Asalto:
Cotto avanzó y lanzó tibiamente. Pero el filipino lo frenó con golpes que, de tibios, no tenían nada. Era la pelea entre un púgil que había sufrido las consecuencias lógicas de los asaltos ya relatados y otro que lució como si no los hubiera disputado ni padecido. La condición del filipino es increíble, y lanzando a razón de 4x1 puso a Cotto en problemas al final del asalto.


10-9 Pacquiao | SubTotal: 57-55 Pacquiao


7º Asalto:
Los primeros 30 segundos de esta vuelta se estuvieron midiendo sin lanzar. Luego el filipino desató la tormenta. Otra vez impuso su velocidad para azotar al boricua que, si bien se mantuvo peligroso gracias a lo recio que aún resultaban sus enviós, padeció un verdadero calvario.

La cantidad de golpes conectada por el filipino volvió a ser increíblemente superior para este nivel de competencia.

10-9 Pacquiao | SubTotal: 67-64 Pacquiao


8º Asalto:
En el descanso se pudo observar a Cotto tomando aire preocupantemente por la boca, con el rostro extremadamente magullado.

La potencia del boricua, que pusiera en jaque al filipino en algún pasaje del combate y abriera un interrogante gigante en el primer asalto sobre las posibilidades reales del filipino, pareció esfumarse por completo.

Pacquiao avanzó sistemáticamente y, cada vez que conectó, combinó. Faltando un minuto apuró a Cotto contra las cuerdas y sostuvo un ataque que mantuvo al campeón WBO de los welters en retroceso el resto del asalto.

10-8 Pacquiao | SubTotal: 77-72 Pacquiao


9º Asalto:
A estas alturas Cotto necesitaba un KO para poder torcer la historia. Y salió a lanzar con solidez ante un Pacquiao que le aguantó subiendo la guardia y despreciando lo que pudieran hacerle sus golpes a los flancos.

Cuando quiso, el filipino se volcó al ataque. Y le pegó tanto y de tantas formas que no se entiende cómo el árbitro no detuvo el combate. O cómo su esquina no tiró la toalla. Cotto mostró verdaderas agallas y siguió bailotenado hacia atrás, lanzando con fuerza las pocas veces que lo hizo como buscando un "lucky punch" en un combate que ya carecía de sentido. Asalto devastador para la humanidad del boricua...

10-8 Pacquiao | SubTotal: 87-80 Pacquiao


10º Asalto:
En el descanso los segundos de Cotto le dijeron que sólo le daban un asalto más, debido al gran castigo que el de Caguas estaba recibiendo.

Cotto, con vergüenza deportiva, salió a vender cara su derrota. Pero ya era un títere que flameaba en retroceso ante las manos del filipino. Pacquiao se cansó de perseguirlo hasta que en un momento frenó como diciéndole: "-No corras"

El filipino selló el asalto -en que no se prodigó mucho- con un uno-dos que se estrelló sobre el rostro de Cotto, recostado en las cuerdas.

10-9 Pacquiao | SubTotal: 97-89 Pacquiao


11º Asalto:
Cotto pareció resignado a "lograr" una derrota por puntos. Y se dedicó a sobrevivir, alejándose de las manos del filipino cuando en realidad debió buscar desesperadamente el KO.

Pacquiao lo persiguió como si el mismo necesitara un KO, arriesgando una victoria clarísima en las tarjetas. Y lo tuvo a mal trajinar en varios pasajes en los que Cotto resistió sobre las cuerdas, a durísimas penas.

10-9 Pacquiao | SubTotal: 107-98


12º Asalto:
El rostro de Cotto daba cuenta del castigo recibido, de la mala actuación del árbitro -que lo dejó seguir mucho más allá de lo razonable- y de lo poco humano de su esquina, que debió terminar este suplicio al menos tres asaltos antes.

Pacquiao se mostró desesperado por terminar la pelea antes del límite... ¡Y lo consiguió!

A los 0:55 Kenny Bayless por fin se decidió a hacer lo que mucho antes no hizo, parar un combate desigual. En otra acción en la que el filipino castigó a voluntad a Cotto, el árbitro se interpuso decretando el KOT.

Pacquiao realizó una pelea espectacular, con una actuación superlativa.

Creo que la de esta noche fue la mejor condición física y anímica que alguna vez le vi a Cotto. Rápido, fuerte, enfocado... Pero todo parece ser nada, o mucho parece ser poco ante este púgil filipino que no para de sorprender a propios y a extraños.

Pacquiao superó la prueba que sus detractores le imponían -y por la que lo imaginaban perdiendo ante Cotto por ejemplo- que era la de aguantar, sobreponerse a una situación adversa. Sufrir...

El filipino aguantó a pie firme manos durísimas. Y se repuso como si nada. Salió de los atolladeros en los que el boricua supo encerrarlo con la solvencia de los grandes, como el "Gigante" que es.

Cotto dió todo de sí. Y hay que ver cuánto de Cotto se llevó esta pelea. Fue muy dura, basta con ver la imagen del boricua para tomar nota del castigo que sufrió.

Pacquiao declaró que esta división es su techo, que no piensa ir más allá de las 147 libras.

En los papeles había un "contrato no escrito" que indicaba que el ganador del Mayweather Jr. vs. Márquez iría contra el ganador de este Pacquiao vs. Cotto.

Pero en lo personal no creo que Floyd Mayweather Jr. acepte pelear contra Pacquiao.

Demasiado el ego del Pretty Boy como para soportar una derrota. Demasiado bocón como para sostener -sin hacer nunca este pelea- que es el mejor libra por libra.

Siempre eligió el lugar, el momento, el rival y hasta el peso en que hizo cada una de sus últimas peleas. Al revés que Pacquiao, que no esquivó a nada ni a nadie, aún en divisiones altas para su estructura e historia puglística.

No creo que Mayweather pueda soportar al PacMan. Ni en 140 ni en 147 libras, únicas divisiones en las que hoy por hoy este pleito resultaría posible.

Por lo expuesto, veo más cercana la cuarta edición de Pacquiao vs. Márquez que la mega-pelea ante Floyd.

Tal vez... ¿Pacquiao vs. Margarito?

Veremos...


[LEER ARTÍCULO COMPLETO]

Pérez se coronó... ¿en fallo polémico?

En el marco del "Halloween Thrilla - Fright Night" (velada organizada por Don King Promotions) el ghanés Joseph "King Kong" Agbeko 27-1 (22ko) expuso su corona IBF de las 118 libras ante el invicto colombiano Yonnhy Pérez 19-0 (14ko) en una guerra sin cuartel en la que no hubo siquiera un clinch.

1º Asalto:
Ambos hicieron gala de su velocidad ni bien sonó la primer campanada. Pero el africano puso en retroceso a Pérez gracias a su precisión, combinando el castigo arriba y abajo.

Pasada la primera mitad de la vuelta los intercambios se hicieron más abiertos, situación que permitió al colombiano conectar sus manos -casi todas ellas al rostro de Agbeko- y notificar que vinieron cargadas de pólvora desde Cartagena.

Por poco, el asalto quedó para Agbeko.

10-9 Agbeko


2º Asalto:
El campeón trató de poner las cosas en su lugar asumiendo con énfasis la ofensiva, pero se topó con un Pérez que lanzó con todo y a fondo. Con muy buena puntería combinando -siempre a la zona alta- jabs, rectos y uppercuts.

10-9 Pérez | SubTotal: 19-19 Empate


3º Asalto:
Agbeko salió a prodigarse y, efectivamente, hizo el gasto. Pero Pérez no le fue a la saga, respondiendo golpe con golpe. La pelea creció en calidad e intensidad transformándose en una verdadera guerra, en la que el árbitro ofició de espectador de lujo ya que prácticamente no tuvo necesidad de intervenir.

Las manos del colombiano lucieron -y fueron- más duras, pero Agbeko terminó cuadruplicando la cantidad de envíos -y duplicando la cantidad de golpes conectados- del sudamericano para llevarse los números de la vuelta.

10-9 Agbeko | SubTotal: 29-28 Agbeko


4º Asalto:
Las diferencias que marcó el campeón en el asalto anterior se hicieron más evidentes en este. Agbeko continuó al mismo ritmo mientras que Pérez comenzó a dar muestras de cansancio. De todas formas el pleito continuó con un ritmo vertiginoso, con golpes al por mayor y sin clinchs.

10-9 Agbeko | SubTotal: 39-37 Agbeko


5º Asalto:
Agbeko agrandó sus ventajas. Y si bien Pérez no cedió un tranco, el africano concentró su trabajo en los flancos -recibió algún llamado de atención por golpes en la línea de lo prohibido- como tratando de frenar al de Cartagena.

Se cruzaron -de ambos lados- buenos golpes, netos al rostro, pero sin que peligraran sus verticales en ningún caso.

10-9 Agbeko | SubTotal: 49-46 Agbeko

6º Asalto:
Los dos siguieron lanzando sin descanso, casi como autómatas que no paran mientras duren sus baterías. Pero a esta altura la velocidad del campeón lo puso en gran ventaja numérica, lanzando a razón de 4x1 y -otra vez- con una efectividad superior a la del retador.

10-9 Agbeko | SubTotal: 59-55 Agbeko


7º Asalto:
Agbeko puso el pie a plomo sobre el acelerador. Y Pérez se vió totalmente desbordado por el ritmo endemoniado que impuso el campeón. El colombiano se desdibujó ante la excelente labor del ghanés, que estableció clara posición de dominio.

10-9 Agbeko | SubTotal: 69-64 Agbeko


8º Asalto:
Pérez, en gran reacción, salió a jugarse. A echar el resto. Y metió varias izquierdas voleadas y en gancho arriba, algunas combinadas con derechas largas, que pusieron en retroceso al campeón. Excelente labor del retador, que puso en jaque al ghanés a fuerza de corazón y potencia.

10-9 Pérez | SubTotal: 78-74 Agbeko


9º Asalto:
Reanimado por lo logrado en el asalto anterior, y atento a que Agbeko acusó los impactos y detuvo su ritmo arrollador, Pérez siguió trabajando en ofensiva manteniendo la pelea en la larga distancia; desde donde controló al campeón para agenciarse otro asalto y descontar la ventaja numérica.

10-9 Pérez | SubTotal: 87-84 Agbeko

10º Asalto:
Agbeko imprimió, una vez más, mayor velocidad. Y acompañó con precisión su buena ofensiva. Venía ganando el asalto hasta que en una acción confusa recibió un golpe de cabeza -involuntario- del colombiano y se dió vuelta en señal de protesta. En ese momento Pérez avanzó y conectó en la nuca primero y en el flanco izquierdo después al campeón, ambas manos mientras este seguía de espaldas. Agbeko, que esperó una reacción arbitral favorable de acuerdo a lo acontecido, puso rodilla en tierra para no recibir más castigo innecesario. Pero el árbitro, en una actitud reprochable, le contó al campeón, oficializando la caída y favoreciendo al infractor.

9-9 Empate | SubTotal: 96-93 Agbeko


11º Asalto:
El campeón, ofuscado por la acción del asalto anterior que le hiciera contabilizar una caída en contra, trató de sumar a toda costa. Pero lo hizo de manera sanguínea, visceral, dando por tierra con todas sus buenas maneras y excelente esgrima. El colombiano aprovechó las ventajas y huecos que dejó el campeón en su guardia para trabajar efectivamente de contragolpe, llevándose un punto valioso para sus aspiraciones.

10-9 Pérez | SubTotal: 105-103 Agbeko


12º Asalto:
El final del combate estuvo a la altura del desarrollo. Los dos se prodigaron para revertir y/o ratificar lo mucho y bueno que habían hecho durante los 33 minutos anteriores. Un griterío cerrado acompañó los púgiles, ganando en el duelo de coros el colombiano. El de Cartagena cerró una actuación magnífica como aspirante llevándose el último capítulo para encomendarse a un fallo cuanto menos apretado en las cartulinas de los jueces.

10-9 Pérez | FINAL: 114-113 Agbeko

FALLO OFICIAL: Los tres jueces vieron ganar al retador. Uno por 116-111 y los otros dos por 117-111.

- - - - - - - - - - - -

En mi opinión el fallo fué desmedido e injusto.

Como relaté durante el análisis "asalto por asalto" la contabilidad arrojó el triunfo del campeón por la mínima diferencia: 114-113.

Agbeko "ganó con lo justo" para retener su faja mundialista. "No perdió", si alguno prefiere esta expresión a la primera.

Por supuesto que la labor de Pérez es digna de admiración, que sorprendió a propios y extraños, que mostró una condición física tremenda y una entereza única.

Pero a mi criterio, repito, no alcanzó para arrebatarle el título mundial a Agbeko. Tal vez para acercarse a un empate o una honrosa y meritoria derrota por un punto (tal mi tarjeta) que le permitiera forzar una revancha.

Pues bien, ahora el campeón es Pérez y quien clama revancha Agbeko. Ambos se mostraron interesados en la segunda edición de este pleito. Habrá que ver si los que manejan el negocio deciden que se haga.

Atento a lo extraordinario que resultó el pleito, como aficionado entusiasta que soy, y por el bien del boxeo -que necesita de este tipo de peleas- espero que sí.

[LEER ARTÍCULO COMPLETO]