Pascal, Hopkins y un Empate vibrante

18 DIC 2010 – Pepsi Coliseum, Canadá
Jean Pascal vs. Bernard Hopkins
WBC 175lbs – 12 asaltos

por Manuel Blanco (Rapote)

En el Pepsi Coliseum de Quèbec, Canadá, se enfrentaron el local Jean Pascal 26-1 (16ko) ante el legendario –y veterano- Bernard “The Executioner” Hopkins 51-5-2 (32ko) por el WBC de las 175 libras que expuso el primero.

Con una presentación bilingüe (inglés-francés) Jimmy Lennon Jr. anunció al retador Bernard Hopkins, que ingresó –en medio de abucheos y vistiendo su tradicional máscara de verdugo- al son de “MyWay” (“A mi manera”) hasta su esquina azul.

Luego, y ante una ensordecedora multitud que lo alentó y vivó, bajó el haitiano (afincado en Quèbec y nacionalizado canadiense) Jean Pascal en un espectacular marco multicolor, con juego de luces y fuegos de artificio (al ritmo de un tema musical ”marchoso-rapero” que este cronista, sabrán disculpar, desconoce absolutamente).

Ambos de guardia diestra, 45 años el retador de 6’1” de estatura, 28 el campeón con 5’10½”…

Arbitró el local Michel Griffin.

El análisis del pleito, asalto por asalto…

1º Asalto:
Se alternaron enseguida el control del centro del ring, tentando tibiamente con el jab…

Pascal se acercó pero Hopkins lo tomó fuera de balance con una derecha. Increíblemente lució más veloz el veterano en el primer segmento del asalto.

Lo puso en aprietos Hopkins combinando el castigo de 3 o 4 manos arriba y abajo, acción que Pascal atinó a resolver voleando la derecha en gancho.

Finalizando el asalto, y en un contragolpe de los mencionados, Pascal tomó a Hopkins con una derecha voleada sobre su parietal izquierdo y lo puso en la lona. No estaba sentido el veterano, que se quejó airadamente de la cuenta porque consideró que el golpe había sido en la nuca…

SubTotal: 10-8 Pascal

2º Asalto:
Pascal, más distendido, se soltó en ataque lanzando más golpes y saliendo a los lados de Hopkins, al que le cedió el centro del ring para actuar de contragolpe.

Hopkins lució en control hasta tanto alguna derecha de Pascal se materializó…

Mucho más duros los golpes del haitiano, que fue perdiéndole poco a poco el respeto a “La leyenda”

10-9 Pascal | SubTotal: 20-17 Pascal

3º Asalto:
Hopkins trató de poner paños fríos sobre el desarrollo a fuerza de jabs…

Pero la forma poco ortodoxa de acortar de Pascal, casi a la carrera para irrumpir con manos a fondo a la zona alta, le trajo grandes complicaciones.

Faltando 1:10 Pascal metió dos buenos ganchos arriba que detuvieron bastante a Hopkins.

Y faltando 0:30 volvió a arremeter el haitiano conectando esas manos furibundas arriba que volvieron a poner a Hopkins en la lona.

No estaba sentido Hopkins, pero los dos ganchos existieron, uno de izquierda y otro de derecha, arriba ambos…

Hopkins continuó golpeando bastante después de la campana…

10-8 Pascal | SubTotal: 30-25 Pascal

4º Asalto:
Quedó claro que aquella velocidad inicial de Hopkins obedeció a que Pascal estuvo ’atado’ y quizás intimidado por el palmarés y el nombre de Hopkins. Tan claro como que ya no lo estaba…

Hopkins trató de descifrar y contener esos arrestos de corredor de 100mts llanos combinado con boxeador… Y pareció lograrlo de momento…

Pero faltando 17 segundos Pascal lo volvió a tomar derribándolo con un golpe –afortunadamente- imperfecto sobre la nuca…

La forma ampulosa de girar de Hopkins ante los arrestos ofensivos es la que lo posicionó muy de costado en ambas caídas y en esta acción también.

10-9 Hopkins | SubTotal: 39-35 Pascal

5º Asalto:
Hopkins salió enfocado, decidido, concentrado. Metió golpes sólidos. Primero arriba, luego abajo…

Pero la mandíbula de Pascal pasó la prueba.

Faltando un minuto Pascal retomó la contra-ofensiva con esos arrebatos seguidos de una derecha arriba. La mano más poderosa, aunque de momento no lograba marcar diferencias…

10-9 Hopkins | SubTotal: 48-45 Pascal Hop??

6º Asalto:
Hopkins vía jab, Pascal vía derecha voleada… El duelo quedó plantado.

Pascal comenzó a ensayar peligrosos uppercuts que de momento y para suerte de Hopkins fueron quedando dibujados ampulosamente en el aire.

Al jab Hopkins le sumó un gancho de izquierda arriba, como latigueando con la misma mano.

Hopkins, conocedor de su situación matemática, intentó darle caza mientras que Pascal intentó operar siempre de contragolpe.

Pero las piernas del haitiano resultaron muy rápidas para las del veterano…

10-9 Hopkins | SubTotal: 57-55 Pascal

7º Asalto:
Hopkins trató abrir el camino talando el árbol desde abajo, buscando la llave en el castigo a la zona hepática…

Pascal pareció resignado a dejar pasar estos asaltos, con las tarjetas en la cabeza, como especulando con el cansancio del veterano para los asaltos posteriores.

Pero mientras tanto, Hopkins achicó distancias numéricas…

10-9 Hopkins | SubTotal: 66-65 Pascal

8º Asalto:
Hopkins abrió rápidamente con un muy buen uno-dos sobre el rostro de Pascal.

Con Hopkins en control, Pascal intentó cruzarlo. El veterano no rehuyó el cruce y, al cambiar manos –él metió una derecha plena al rostro- y recibir una buena izquierda del campeón, hizo morisquetas que pusieron furioso de momento al monarca WBC…

Hopkins especuló con golpear, acortar, armar el clinch y cargar y/o palanquear sobre el cuerpo de Pascal.

Pascal por su parte, con pegar más allá del sonido de la campana…

10-9 Pascal | SubTotal: 76-74 Pascal

9º Asalto:
Hopkins lució aeróbicamente entero, despejando cualquier duda sobre su condición física.

Se mantuvo en control de la acción y castigó a Pascal hasta que cometió el descuido de cambiar en el último minuto.

Metió excelentes manos, y muy efectivas… Pero recibió algunas muy duras, que seguramente –y a pesar de llevarse la vuelta- hicieron mayor daño en su humanidad que las que el pegó en la humanidad del campeón.

10-9 Hopkins | SubTotal: 85-84 Pascal

10º Asalto:
Hopkins afinó el jab. Y mejor que eso, precisó el anticipo ante el avance de Pascal.

Así lo tuvo a raya y en la distancia que más le convino.

Pero Pascal derribó el castillo de naipes en los últimos 40 segundos avanzando arrolladoramente y tirando bombazos a fondo.

Asalto –como muchos otros- muy difícil de adjudicar…

10-9 Hopkins | SubTotal: 94-94 Empate

11º Asalto:
Hopkins lució más rápido y más entero comenzando el ”segmento de campeonato” que suponen los últimos dos asaltos.

La labor y el accionar de Pascal se fueron desdibujando con el correr de los rounds. Hasta su velocidad mermó, seguramente producto del castigo que el veterano le administró a la zona hepática…

Sobre el final del asalto Pascal conectó tres uppercuts seguidos en el infight. Imperfectos, sin poder…

10-9 Hopkins | SubTotal: 104-103 Hopkins

12º Asalto:
Los dos se sintieron en la necesidad de hacerse con este asalto, conociendo lo cerrada que podría estar la decisión.

Hopkins salió con todo, a amedrentarlo, a llevárselo por delante…

La pelea se hizo lucha, empujón, maraña… Y en medio de ella Hopkins dominó con algunos ganchos bien conectados los primeros dos minutos del capítulo final.

Pero Pascal metió las manos más duras en el último minuto, más aún en los últimos 10 segundos… Y si Hopkins aguantó y quedó de pie fue porque ya había atravesado el umbral máximo del dolor y el sufrimiento.

Pero por más que hizo payasadas en pos de expresar que no sintió las manos, las manos existieron y le dieron –por mínima luz- el último asalto al campeón.

Hopkins escuchó la campana y alzó las manos en señal de victoria. Pascal, se dirigió a su esquina contrariado con su actuación…

10-9 Pascal | FINAL: 113-113 Empate

Los jueces fallaron de la siguiente manera (en orden de lectura de las tarjetas):114-112 para Hopkins, empate 113-113 y empate 114-114 estableciéndose el fallo oficial como “Empate en Decisión Mayoritaria” Empate en Fallo Dividido).

- - - - - - - - - - - -

Hopkins quedó muy contrariado con el fallo y se quejó airadamente, hasta con declaraciones poco felices y cuasi-xenófobas pero lo cierto es que resulta muy difícil remontar dos knock-downs en contra, sostener el vigor del Nº1 de la división, y pretender además llevarse una decisión que despoje del título mundial al dueño de casa...

La pelea fue cerrada, cerradísima. Y algunos asaltos resultaron muy (pero muy) difíciles de contabilizar. Podría variar en cualquier cosa entre 114-112 para uno u otro o, justmente, un empate clavado en 113 puntos...

Lo del veterano es admirable. Próximo a cumplir 46 años brindar esa exhibición de boxeo y esa demostración de condición física y aeróbica no puede generar más que halagos.

Y hubiera sido histórico de haberse coronado porque hubiera sido el más viejo de todos los tiempos en conseguirlo...

Pero lo potencial poco importa a lo real...

Y lo real es lo expuesto, forzó un empate en 12 vueltas ante un Top-10 indiscutido, ante el mejor de los semicompletos, ante un púgil 18 años más joven (podría ser su hijo, sí).

Yendo hacia la otra esquina creo que a Pascal le faltó convicción. Para soltarse al ataque y capitalizar esa derecha temible a riesgo de recibir en esa mandíbula granítica.

Creo que no sólo convicción sino también condición atlética para sostener 12 vueltas a ritmo de campeonato... Hopkins, 18 años más viejo, demostró mejor estado.

La revancha, esta a la vuelta de la esquina señores...

KO12.com.ar®

[LEER ARTÍCULO COMPLETO]

El Capitán Huck "metió el garfio"

18-DIC-2010 - Max Schmeling Halle, Alemania
Marco Huck vs. Denis Lebedev
WBO 200lbs - 12 asaltos

por Manuel Blanco (Rapote)

En el Max Schmeling Halle de Prenzlauer Berg (Berlín) Alemania, se enfrentaron el local Marco "Käpt'n" Huck 30-1 (23ko) y el ruso Denis Lebedev 21-0 (16ko) a 12 asaltos y por el WBO de las 200 libras que expuso el primero.

Para el serbio -nacionalizado alemán- "Capitán Garfio" (tal la traducción por la fonética de su apodo combinado con su ahora acortado apellido), de 6'1½" de estatura y guardia diestra, significó la 5ª exposición de su título mundial crucero.

Para el retador invicto Denis Lebedev, de 5'11" de estatura y guardia zurda, su primera chance mundialista. Recordemos que Lebedev era un ascendente semicompleto que, luego de 4 años de inactividad (Set '04 a Jul '08), retomó el boxeo ya como peso crucero.

El análisis del pleito, asalto por asalto...

1º Asalto:
Lo señalado en la previa sobre las diferencias de envergadura, a pesar de estar en el mismo peso la mañana anterior a la pelea, quedó a la vista en los primeros escarceos: Estábamos viendo a un crucero ante un semipesado…

El ruso asumió la ofensiva y puso en retroceso al alemán con el jab y recto de mano derecha, insinuando la suelta de su mano atrasada.

Las acciones fueron esporádicas, pero las veces que Lebedev ensayó el uno-dos, lo conectó con bastante éxito.

SubTotal: 10-9 Lebedev

2º Asalto:
El retador continuó su trabajo, quizás con mayor displicencia y menor cuidado, hasta que una derecha del campeón hizo aflojar momentáneamente las rodillas del ruso.

Huck se mantuvo expectante, como para continuar actuando de contra.

Lebedev caminó mejor que Huck pero estuvo menos activo en el golpeo, al tiempo que el local se puso más atento en los anticipos y logró otra buena derecha a fondo que hizo tronar al estadio en acción más efectista que efectiva.

10-9 Huck | SubTotal: 19-19 Empate

3º Asalto:
Huck respondió con furia los primeros lanzamientos de Lebedev, pero quedó ‘en el aire’ -en una acción que su público festejó de todas formas- a sabiendas que estos vítores y arengas operarían positivamente sobre la visión de los jueces.

Huck quiso terminar el asalto soltando dos derechas largas sin la izquierda de apertura, pero Lebedev las esquivó y respondió con sendas izquierdas voleadas.

Un asalto de mucha parafernalia de Huck con poco efecto real pero que le resultó ventajoso por la comparación con la economía de envíos por parte del ruso.

10-9 Huck | SubTotal: 29-28 Huck

4º Asalto:
El ruso salió decidido a trabajar mucho más desde el comienzo, y lo hizo a fuerza de una mayor cantidad de lanzamientos, combinando el castigo a la zona baja.

Huck tuvo un buen pasaje al principio del último minuto cuando hizo marrar a Lebedev y lo puso en aparatoso retroceso.

Lebedev estuvo al frente pero sin llevar peligro, al punto que ’por lo tibio’, en el citado último minuto el campeón se llevó el punto…

10-9 Huck | SubTotal: 39-37 Huck

5º Asalto:
Lebedev fue más efectivo y preciso en sus lanzamientos, quizás sin hacer mella evidente en Huck, pero de matemáticas ineludibles. Además de sostener siempre la ofensiva y proponer el combate.

Huck, como si se tratase de una estrategia predeterminada, aceleró en el último tercio del capítulo…

Sobre la campana y en una acción confusa Lebedev resbaló y el estadio todo estalló en un festejo.

El referee se encargó de avisar a los tres jueces que no fue caída…

10-9 Lebedev | SubTotal: 48-47 Huck

6º Asalto:
Huck fue solo alguna derecha aislada -conectadas a la zona alta y en forma clara, es cierto- pero muy pobre lo del campeón…

Lebedev se puso el overol, conectando a 3x1, lanzando a 6x1…

Faltando un minuto ya no le sirvió su estrategia a Huck porque Lebedev hilvanó sus mejores combinaciones en lo que iba de pleito, haciendo lucir muy mal -desde lo técnico, no tanto desde lo físico- al local…

10-9 Lebedev | SubTotal: 57-57 Empate

7º Asalto:
Lebedev continuó avanzando, más rápido, caminando mejor, cercando los espacios, soltando el jab arriba y la izquierda en gancho abajo, que entró con mucha facilidad en este asalto.

Estos golpes al cuerpo hicieron disminuir visiblemente la movilidad de Huck, que ofreció un blanco más fijo y permitió al ruso adjudicarse claramente la vuelta.

10-9 Lebedev | SubTotal: 67-66 Lebedev

8º Asalto:
El ruso no soltó el pie del acelerador mientras que Huck apeló a alguna contra aislada, como quien pretende definir el trámite con una sola mano…

Lebedev lo conectó y, cuando Huck lo puso en encerronas para soltar esas manos salvadoras, salió a los lados con solvencia o hizo cintura justo a tiempo.

Huck respiró por la boca, visiblemente cansado…

El referee le llamó la atención por segunda vez al ruso –lo había hecho un par de asaltos atrás- por golpes bajos de manera (en ambos apercibimientos) un tanto exagerada, amenazándolo con un descuento y poniendo al público a gritar como si estuviera ante un boxeador sucio y de malas mañas…

10-9 Lebedev | SubTotal: 77-75 Lebedev

9º Asalto:
A estas alturas la mayor movilidad, precisión y rapidez de Lebedev se plasmaron en la impotencia de Huck, al que su público le festejó hasta las manos erradas…

Sumando con sus toques, aunque sin poner en peligro la vertical del físicamente poderosísimo Huck, Lebedev sumó otro punto para sus aspiraciones mundialistas.

10-9 Lebedev | SubTotal: 87-84 Lebedev

10º Asalto:
Huck, obligado, intentó acelerar y atacar más. Pero sus envíos no fueron claros, y Lebedev coronó cada uno de ellos con un jab después de esquivarlos o pararlos…

Un Huck sin ideas, sin resto aeróbico, que apenas conectó una derecha faltando 17 segundos para que su público –evidente e inequívocamente- desconocedor de boxeo gritara como enajenado…

10-9 10-9 Lebedev | SubTotal: 97-93 Lebedev

11º Asalto:
Lebedev continuó atacando, y hasta logró conmover –por primera vez- a Huck con una izquierda plena sobre el rostro.

Luego de un clinch en que el ruso levantó ‘feo’ la cabeza, Huck lo persiguió ofuscado y le clavó una buena derecha a la zona alta.

Pero Lebedev continuó en control, conectó otra mano -una derecha arriba neta- muy fuerte y ganó, también claramente, este asalto.

10-9 Lebedev | SubTotal: 107-102 Lebedev

12º Asalto:
Huck debió buscar el KO como único camino, pero le cedió la iniciativa a Lebedev tal y como hizo en todo el combate.

Y el ruso, con la pelea ganada en las tarjetas, continuó haciendo lo que mejores resultados le dio: atacar y lanzar en cantidad.

Por el trámite y estado del pelito, resultó llamativa la inacción del campeón durante el último minuto… Casi insultante a su condición de monarca…

Mucho menos digno cuando se soltó a correr con el brazo victorioso en alto ni bien sonó el campanazo final…

10-9 Lebedev | FINAL: 117-111 Lebedev


Los jueces fallaron 115-113 para Huck, 116-112 para Lebedev y el restante selló el acto de piratería con 115-113 para Huck…

- - - - - - - - - - - -

La pelea fue interesante, y debería haber -y estar- escribiendo yo ahora mismo sobre la excelente coronación de un nuevo monarca de nombre Denis Lebedev.

Porque el ruso hizo todo bien. Pero tal parece el resultado estaba sellado y sólo por la vía rápida se lo podría derrotar a Huck esta noche en el Max Schmelling Hall...

Al punto que con sólo terminar de pie el alemán no tuvo pudor alguno en alzar su puño victorioso...

Siempre se habló de "plazas difíciles" para vencer de visitante... Y hace algunos años el epítome de esta definición resultaba Corea del Sur.

A la vista de todos los últimos resultados que se dan en Alemania me atrevo a decir sin ningún riesgo de equivocación que Alemania es la plaza más difícil de todas.

Al punto de pensar que si el WBC emplaza a Sergio "Maravilla" Martínez a regularizar su condición de monarca dándole la chance al campeón interino de su misma división, Sebastián Zbik y estos pelean en Alemania y -por alguna casualidad del destino o porque este último resulte de una mandíbula de titanio- Zbik termina de pie le dan la victoria. Aunque sea 120-108 para Martínez en cualquier lugar del mundo...

Tan alevosos, tan pornográficos me parecen los fallos que se dan en tierras teutonas...

Decía yo que debería haber escrito sobre la encomiable labor del retador tomando por asalto el título... Pero el fallo artero, EL ROBO (con mayúsculas, sí) terminó por imponerse y desvirtuarlo todo.

Se acerca fin de año y uno piensa en "El Mejor KO", "La Mejor Pelea", etc. etc... Pues a pesar de todos los robos que vimos -y sufrimos también- en este 2010 creo que este, por la diferencia de puntos abultada y hasta obscena, es sin lugar a dudas "El Robo del Año"...

KO12.com.ar®

[LEER ARTÍCULO COMPLETO]

Khan superó con lo justo a Maidana

11 DIC 2010 – Mandalay Bay, EEUU
Amir Khan vs. Marcos Maidana
WBA 140lbs – 12 asaltos

por Diego Piedrabuena (Dai)

Llega, por fin, una de las peleas más esperadas de los últimos tiempos, encuadrada en las 140 lbs., con el título WBA en juego. El Campeón titular, el inglés descendiente de pakistaníes Amir “King” Khan 23-1 (17ko); y el Campeón interino, el santafesino Marcos René “El Chino” Maidana 29-1 (27ko).

¿Qué representa esta pelea? Muchas cosas… desde el obvio choque de estilos, con un estilista como Khan, con buenos desplazamientos, velocidad, con una gran forma de caminar el ring, medalla de plata en Atenas 2004 con solo 17 años, manos picantes, con alguna que otra deuda en el encaje y con un tremendo marketing detrás, contra el rústico Maidana, que tira golpes muy abiertos, que a veces le cuesta mantener la distancia, con una caminar plano y frontal, pero con un buen encaje, y lo más importante, dos manos de granito, con 27 fuera de combate en 30 peleas, sin ningún marketing detrás, más que el de sus puños y sueños de un hombre de campo, oriundo de la pequeña localidad santafesina de Margarita, al norte de la provincia.

Ambos usarán guantes Everlast, pero Maidana portará el modelo nuevo hecho en México, más suaves y finos en la parte delantera, similares a los míticos Cleto Reyes, mientras que Khan usará los Everlast clásicos, confeccionados en India. Maidana dio un peso de 139 libras –ya un par de días antes del pesaje estaba prácticamente en peso-, y Khan 140 lbs., límite de la categoría.

La pelea...

1º round:
Maidana, ya partiendo impetuoso, no saluda a Khan al comienzo. Como se preveía, el británico plantea la pelea larga, a ritmo de jab, con el chino tratando de meterse entre las combinaciones, y sorprende promediando el asalto con una de sus típicas derechas boleadas, pero bien absorvida, comenzando a poner a prueba la quijada del campeón. Faltando 30 segundos para finalizar una vuelta pareja, Khan cierra una combinación a la zona baja con un exquisito gancho al hígado, el santafesino se derrumba con una terrible mueca de dolor, y demostrando que a veces parece de acero, se levanta. Muy pocos hombre se pueden levantar luego un golpe así, y estamos en presencia de uno. Campea cómo puede los últimos segundos de la vuelta.

10-8 Khan

2º round:
Con Maidana recuperándose de la caída, avanza, pero frontal y lentamente, justo lo que necesita un hombre cómo Kahn para lucirse. Marca con el jab, combina de a 3 o 4 golpes, se mueve, camina, y no se olvida, por lo acontecido en la vuelta anterior, de las zonas bajas. La diferencia de velocidad es muy apreciable, y propina mucho castigo –que se aprecia no muy potente- pero que le da una clara ventaja.

10-9 Khan

3º round:
En el primer minuto del round, Maidana logra conectar una derecha, lo que hace retroceder marcadamente a Khan, deja de bailar, ni siquiera saca mucho el jab: solo retrocede y traba la lucha, amarrando y bajando la cabeza del chino, que sorprendentemente es advertido por Joe Cortez porque pega, cuando es quién recibe las infracciones. El chino se empieza a soltar, y se lo ve mucho más recuperado, quedándose con la vuelta.

10-9 Maidana

4º round:
El round empieza cómo el anterior, pero con la diferencia que Khan sí saca el jab, y combina llegando varias veces sobre Maidana, que no deja de avanzar y tirar con puntería muy dispar. Faltando un minuto para el final de la vuelta, en el infighting, el chino conecta 3 uppercut seguidos, lo que hace que Khan vuelva a cerrarse y retroceder, sin sacar manos, salvo una tibia combinación al final del asalto, pero que no le alcanza.

10-9 Maidana

5º round:
El británico llega más, pero la potencia está del lado del hombre de Margarita. De todas formas, la mayor combinación y cantidad hace que el asalto sea de Khan, el chino avanza y avanza, cuando quizás lo conveniente sería serenarse, pero pedirle esto es pedirle que no sea él. A los 2 minutos del asalto, el arbitro Joe Cortez le descuenta un punto a Maidana, y no me termino de quedar claro si era por un codo o por no obedecer la orden de break, lo que realmente asombra dada la cantidad de infracciones que cometió Khan a esta altura –meter la cabeza, bajarle la cabeza a Maidana, agarrar y pegar, etc.- y que no fueron prácticamente advertidas por Cortez.

10-9 Kahn

6º round:
Continúa la tónica de la noche: Kahn retrocede usando su jab, Maidana avanza casi a lo toro. Con este contexto, Khan siente un cross del chino, que lo hace sonreir y levantar los brazos, queriendo demostrar que no sintió las manos, cuando se nota que sucedió exactamente lo contrario. Y es por estas manos aisladas que al británico le cuesta mantener el plan de pelea, pero Maidana, fiel a su estilo áspero, lineal, no se detiene a pensar, avanza muy desordenadamente, y no puede poner manos plenas al no encontrar el hueco, por más que la vuelta sea suya.

10-9 Maidana

7º round:
Maidana, cómo a lo largo de la noche, logra conectar uppercuts dispersos, gracias a que Khan sigue retrocediendo. Este trata de combinar, pero aisladamente y sin potencia. Y uno, cómo cronista pero cómo persona que vio a Maidana desde su mismo debut, lamenta que no pueda serenarse para ajustar los envíos, en vez de tirar tanto al bulto, pero muy cerrado, que ofrece cómo blanco la humanidad del inglés.

10-9 Maidana

8º round:
Maidana se queda, casi no saca manos, avanza cómo frustrado, quizás por la búsqueda constante de esa mano noqueadora que no llega, ya que físicamente parece estar entero. Y al no tirar, Kahn mantiene la distancia y se luce con combinaciones débiles, pero vistosas y en cantidad, que le dan claramente la vuelta.

10-9 Khan

9º round:
Todo continúa cómo el asalto anterior, el chino tímidamente saca algunas manos, pero la proporción de manos es 3 a 1 a favor de Kahn, que combina y hace valer su mayor velocidad.

10-9 Khan

10º round:
Al minuto del asalto, Maidana conecta un cross de derecha que fue la mano más clara de la noche, que hace flamear al británico, que sin dudas pasó los peores dos minutos de su vida en un ring de boxeo, y realmente despeja las dudas que había sobre su mandíbula, ya que el castigo que recibió fue tremendo, brutal. Maidana le tiró con todo, fiel a su desorden característico, sin parar ni detenerse a pensar u observar para tratar de filtrar alguna mano: lo suyo es la demolición, lisa y llana. Increíblemente Khan no cae, y es ayudado por las continuas interrupciones de Cortez, que ni siquiera lo advierte cuando da la espalda casi corriendo hacia atrás. Llega muy maltrecho, con hemorragia nasal incluida, al final del asalto.

10-9 Maidana

11º round:
Con un comienzo tímido, recuperándose de la tormenta, Khan vuelve a combinar. Lo hace cada vez más claramente, pero el chino llega y hace sentir su potencia, en su afán de avanzar recibe mucho castigo “suma puntos” que no lastima, pero en el último minuto a fuerza de coraje, arrojo y corazón empareja la vuelta, con la receta de encimar y pegar. El asalto más parejo de todos.

10-10

12º round:
Comienza con el clásico saludo del principio del fin del combate entre los pugilistas. Khan sabe que los puntos del jurado lo van favorecer, por ende rehúsa el choque franco, y Maidana sabe que con él sucede lo contrario, y trata de llevárselo más puesto que nunca en toda la noche. El británico abraza y retrocede, recién combina al final del combate, para dar la impresión de que algo hizo, pero fue lo único de todo el asalto.

10-9 Maidana

A Maidana se le descuenta 1 punto por infracción en el 5º asalto.

Mi tarjeta: 114-113 Khan

- - - - - - - - - - - -

Dos jueces dieron 114-111 y el restante 113-112, coincidiendo con mi diferencia de un punto.

Los lineamientos generales del combate se dieron cómo se esperaban, con Khan tratando de mantener la distancia, vía su mejor línea, y Maidana encimando para hacer sentir su mayor potencia. Este aguantó, de forma increíble, un gancho al hígado en el primer round, y no solo eso, si no que levantó la pelea a fuerza de coraje. Khan impuso su velocidad y categoría, en incluso despejó las dudas sobre su mandíbula en el espectacular 10º asalto, donde la paso muy pero muy mal, y abusando de infracciones que nunca fueron advertidas por Cortez, que incluso le descontó un punto a Maidana en el asalto nº 5 que fue determinante. Khan se confirmó cómo campeón, pero también quedó claro que le falta para ser el habilidoso que vía Marketing quieren vender.

Tengo la sensación de que al chino se le escapó, pero a la vez me pregunto si pedirle serenidad y templanza no es contradictorio con toda su carrera, y si puede que logre esos atributos a esta altura de su vida deportiva. ¿Es posible? Creo que no, pero si lo lograra, sumando algo de técnica a su natural potencial, sería un hombre mucho más peligroso de lo que por si es. De todas formas, las puertas de los EEUU para él están muy abiertas: el boxeo tiene mucho de show, y con el chino esto esta más que asegurado

KO12.com.ar®

[LEER ARTÍCULO COMPLETO]

Donaire pulverizó a Sydorenko

04 DIC 2010 – Honda Center, EEUU
Nonito Donaire vs. Volodymyr Sydorenko
118lbs – 12 asaltos

por Vicente Clemente (VIN)

Como otro grato regalo de fiestas, para sumarse a la copiosa lista de los buenos recuerdos pugilísticos que se acuñaron en este año 2010, llegó y de parabienes, la esperada presentación de Nonito Donaire Jr., El flash filipino (24-16-1-0), en la divisional Gallo (batamweight : 118 lbs/54kgs) y por el título Continental Americano del CMB (WBC) categoría Gallo vacante.

Lo que venía promocionándose como El (temible) desembarco del asiático en suelo de la más histórica de las categorías menores y que se presumía como una de las ofertas más atrayentes que le quedaban a la canasta anual, vino a confirmar todas las emociones que prometía y a estar la altura del calibre de apuesta plen, que jugaban en el Team D.

El “numero” se acomodó como preliminar a la cartelera central de la pelea de Humberto Soto vs Umberto Antillón del pasado 4 de diciembre (ver columna de KO12) y el escenario elegido, fue uno de los mejores recintos polideportivos del planeta, el Honda Center, más conocido como Arrowhead Pond (costo de construcción U$D123 millones en 1992, del que Honda pagó U$D60 millones por la concesión de 15 años, y que es propiedad de la ciudad de Anaheim-Orange-Ca. Tiene un diseño alucinante y una capacidad para alojar 18.900 almas sentadas con escenarios centrales como los del boxeo. Con 4.500 plazas de estacionamientos para vehículos, suites, clubes privados, lujo y confort con más de 18.000 M2 de paredes de mármol.)

Del otro lado de las expectativas, se encontraba el ucraniano de Kiev Volodymir Sydorenko (21-7-2-2), una de las estrellas de mayor relieve y reputación que pueblan el firmamento de la categoría Bantam. Alguien que ostentó entre 2005 y 2008 el cetro de campeón mundial por la AMB (WBA) y que, establecido en la ciudad alemana de Hamburgo, ejerció un sólido reinado, no obstante que jamás abandonara los confines del territorio europeo. Es verdad que ahora, a los 34 años, Sydorenko podría estar algo alejado de su mejor esplendor, pero igual continúa mostrando una figura atlética compacta y robusta, creíble para oficiar de medida entre las pretensiones expansionistas del magnífico crédito de las Filipinas.

Sydorenko, nunca tuvo gran pegada para su peso, pero tiene un haber notable en el record de sus peleas amateurs: 290 triunfos y 20 derrotas durante 13 años. Fue bronce olímpico de peso mosca en Sydney 2000, venciendo entonces nada menos que a nuestro Omar Narváez y al mexicano Daniel Ponce de León, medalla dorada de los juegos europeos de 1998 y 2000 y medalla de plata en el mundial amateur de 2001. Entró tardíamente al profesionalismo, a la edad de 25, pero de los 207 rounds de su carrera PRO 103 han sido como campeón del mundo.

El objetivo de Donaire al medirse rápidamente con un boxeador de fuste en las 118L, era tomar el impulso adecuado antes de pasar al desafío mayor de su carrera: ir por toda la torta retando al campeón actual de la OMB (WBO) y CMB (WBC), el mexicano de Los Mochis, Fernando “KO-chulito” Montiel, compromiso pactado para el próximo 19 de febrero de 2011.

Lo de Sydorenko, al aceptar este, su primer pleito en los EEUU, ante un hombre del probado calibre internacional y la afamada velocidad de manos de Donaire, era volver por sus antiguos fueros de la AMB(WBA), en forma de título interino mundial y del vacante título Continental Americano del CMB (WBC) puesto en juego.

El combate:

Conviene señalar las principales características de las nuevas reglas unificadas en el estado de California: Sistema de puntaje de 10 pt/round, sin regla de conteo de 8 segs de protección, ni nocaut a la tercera caída, no salva la campana, solo el referee puede parar el combate y en caso de lesiones accidentales se tomarán las tarjetas si se cumplió el cuarto asalto, de otra forma se declara S/D.

Round 1: El primer minuto transcurre con un insistente jab derecho de Donaire tratando de apartar al ucraniano de su previsible acercamiento para golpear al cuerpo. Sydorenko avanza lentamente y cubriendo el rostro con ambas manos, encogiendo a cada paso las piernas para no dar un blanco fijo con la cabeza a la conocida rapidez de manos del isleño. Sydorenko alcanza una sola vez a los flancos y Donaire empieza a encontrar la distancia justa para descargar golpes largos que buscan colarse por sobre la guardia del rival. El avance, un tanto rígido y con poca sorpresa de parte del Kiev, invita al filipino a jugar tempranamente la mejor carta de su repertorio. Apenas a 1:15 de pelea aparece en escena el mejor gancho de izquierda del planeta. El destello revienta sobre la sien derecha de Vladimir, cuyas piernas quedan instantáneamente en estado de flaccidez amenazando su verticalidad. Solo atina a cubrirse lo mejor que puede su cabeza y a soportar el vendaval. Donaire sin forzar mucho la marcha ni abandonar la distancia, procede a martirizarlo con repetidas manos cruzadas y swings a la zona alta. Sydorenko campea el temporal con valentía y casi por instinto apura lo más que puede su avance para filtrar alguna esporádica derecha al cuerpo. Las marcas del castigo enrojecen todo su rostro y para peor, advierte que la ventaja de velocidad en las manos de Donaire, torna cualquier intento táctico en imposible. Marra, pasa de largo, queda desairado y mientras tanto los golpes potentes de Nonito llueven sobre su cabeza. A 0:10 del final de la vuelta un combo de uppercut y lowercut del filipino lo desparrama en el suelo. Está casi nocaut pero el final del primer asalto llega en su ayuda.

10 x 8 para Donaire

Round 2: Ni Kirill Shevchenko en la esquina del ucraniano, ni el médico, toman nota de la manifiesta y peligrosa disparidad vista en el primer round. Un Sydorenko, ya transformado, sin saberlo, en carne de cañón sale a reiterar el guión táctico del round previo: manos bien arriba, intento de avance para buscar los planos bajos como única receta para minar la abrumadora superioridad cinética de Nonito. Compubox indica: 25 de 39 (64% efectividad) de golpes potente de Donaire y 3 de 18 (17%) de Sydorenko. No hay pelea, pero si se develan algunos fabulosos movimiento técnicos de suma ortodoxia por parte del filipino. El uso de jabs es un juego de castigo al punching ball, donde Donaire maneja el timming del avance del rival para que este entre justo en el cénit de distancia donde puede ser interceptado con la mayor violencia. Sydorenko cáe en el juego de creer que Donaire “corretea” el ring, pero Nonito aceita un movimiento mecánico que ha de darle frutos en seguida. Con calma, Donaire tiene esquive y salida rápida para no permitir los saltos y zarpazos que el ucraniano emplea como recurso desesperado. Donaire, que gira continuamente hacia su zurda y espera la ocasión, pone distancia con sus pies o con picantes directos que hacen estrago. Hay sangre en la cara del de Kiev. Quizás por escasa visual a escasos 0:08 de la campana Donaire acierta otro mazazo que deja obnubilado a su rival. Lo salva otra vez el tiempo.

10 x 9 para Donaire – Ttl: 20 x 17 Donaire

Round 3: Paradójicamente y de acuerdo a las reglas, la única chance real de Sydorenko dependería de un choque accidental de cabezas. Su cabeza está tan dañada que una lesión accidental no podría advertirse. Al comenzar el tercero, Nonito sale a hacer valer todas sus ventajas: los 8 centímetros de altura, el alcance de brazos, la velocidad de manos, piernas y también, para el ojo avisor, su mayor aptitud técnica. Es un completo dominio, al que Sydorenko no puede oponer más que vano empeño y el sacrificio crudo de recibir 2 o 3 golpes potentes para lanzar solo uno. Nonito golpea a voluntad pero seguramente preferiría acabar todo con una mano de nocaut antes que seguir dañando el rostro del contrincante. Por eso no apura nada y casi que baja un cambio para aplicar lo que es su remate favorito: El fabuloso gancho de zurda de su marca registrada. Según se aprecia en la repetición de cámara lenta a los 2:01 de esta vuelta, es una secuencia similar al famoso remate del quinto round contra Vic Darchinyan en 2007. Es pura sincronización y rapidez de su mano izquierda. Es un golpe de gimnasio, de automatización y práctica, porque lo hace de memoria. Primero advierte que el rival avanza y está por lanzar el zarpazo de frente. Marca entonces con el jab para tomar referencia de la ubicación y velocidad de avance del rival. Después afirma la pierna, regresa la mano izquierda para preparar el gancho, corre la cara para atrás para no recibir de lleno el golpe que viene y tira el latigazo cuando la pierna adelantada y el cuerpo del rival vienen en el aire. La velocidad que toma ese gancho es increíble, es tanta la diferencia de rapidez que pareciera que la cámara lenta solo agarra los movimientos del ucraniano. Hombre al piso, pero no KO. Nada hace prever que Donaire busque el nocaut por otro camino que aplicar ese soberbio golpe automatizado. A 0:03 del final, ese mismo golpe de nocaut falla por milímetros.

10 x 8 para Donaire – Ttl. 30 x 25 Donaire.

Round 4: El drama y el sinsentido continúan otro round más. La cara entumecida, lastimada y enrojecida del ex campeón gallo es el reflejo desolador del absurdo contrapunto. Sydorenko está abatido delante de un rival encendido que tiene un ratio de 6 nocauts entre los rounds tercero y sexto. Hasta esa causal estadística pone al de Kiev en el medio del campo de tiro. Donaire decide simplificar sus golpes potentes y sólo arroja uppercuts y ganchos. Uno tras otro van aterrizando sobre el rostro de Sydorenko. A mitad de camino de esta vuelta conecta su último gancho de zurda explosivo, seguido por un inesperado directo a la nariz del ucraniano. El poder destructivo de la combinación, a los 1:48 cerró con KO4 la desigual contiendo, dejando una tétrica, sangrienta y espeluznante visión de lo que era una victoria consumada ya desde el primer capítulo.

Nonito respetó sin dudas los pergaminos de su contendiente, pero la abismal superioridad motríz en sus manos, piernas y automatismo general no dejó espacio para ninguna contraparte estratégica. Nada pudo hacer Volodymir Sydorenko. El factor sorpresa que a la postre resultó decisivo, estuvo siempre monopolizado por el ganador.

El cruce entre la rapidez de Nonito Donaire Jr. y la potente pegada de Fernando Montiel, se convierte en una inevitable incógnita a dirimir en febrero de 2011. Promete ser un choque dramático de estilos que podría alcanzar ribetes legendarios y apuntalar el mejor comienzo imaginable para la nueva temporada.

KO12.com.ar®

[LEER ARTÍCULO COMPLETO]

¡Márquez ganó una verdadera Guerra!

27 NOV 2010 – MGM Grand, EEUU
Juan Manuel Márquez vs. Michael Katsidis
WBA & WBO 135lbs – 12 asaltos

por Manuel Blanco (Rapote)

En el MGM Grand de Las Vegas (Nevada) se enfrentaron el mexicano Juan Manuel "Dinamita" Márquez 51-5-1 (37ko) y el australiano Michael "The Great" Katsidis 27-2 (22ko) por los títulos WBA y WBO de las 135 libras, ambos en poder del primero.

1º Asalto:
Márquez salió a estudiar, a tentar tibiamente con el jab. Katsidis, más contenido, se acomodó posicionalmente en el centro del ring pero con la guardia cerrada en defensa.

Márquez soltó algunas buenas manos anajo, que le permitieron luego cruzar alguna derecha combinada arriba.

Se fue soltando el mexicano, conectando también algunas izquierdas arriba con buena puntería.

SubTotal: 10-9 Márquez

2º Asalto:
Katsidis salió con cierta decisión a buscar la corta, pero el costo de cada acercamiento fue recibir el aluvión de izquierdas en ganchos –abajo cruzadas al hígado, arriba en uppercut al mentón- que le propinó una y otra vez Márquez.

La efectividad y precisión del mexicano fueron superlativas. Katsidis logró achicar varias veces para conectar algunas de sus manos, pero recibió a razón de 5x1...

10-9 Márquez| SubTotal: 20-18 Márquez

3º Asalto:
El pleito continuó en la misma dirección hasta que cambiaron dos manos a un tiempo, Márquez una derecha que quedó en el aire y Katsidis una izquierda tremenda que puso súbitamente en la lona al mexicano, haciendo que el estadio temblara del salto que todos pegaron.

Se levantó el mexicano y terminó de escuchar los 8... Katsidis fue a por todo, apuntalado en su mayor fortaleza física, propia de un hombre natural de la división. Sofocó a Márquez al no darle respiro conectándolo con ganchos arriba y abajo...

Pero Márquez le sacó lustre a la chapa que reza "-Grande" y metió manos en contragolpe de gran factura que no sólo lo hicieron capear el temporal sino revertir la situación al punto de cerrar el asalto pasando de dominado a dominador.

10-8 Katsidis| SubTotal: 28-28 Empate

4º Asalto:
Katsidis, más decidido y con mayor fe en sus posibilidades, probó más lanzamientos de manos a fondo.

Pero Márquez hizo un boxeo más cerebral, trabajando por adentro, quemándolo al cuerpo.

Katsidis, tozudo, no cejó en su avance y forzó intercambios en los que, merced a la mayor velocidad y puntería del azteca, salió siempre perdiendo.

10-9 Márquez | SubTotal: 38-37 Márquez

5º Asalto:
Katsidis avanzó nuevamente, pero cuidando mucho más su defensa. Achicó mejor, conectó abajo y arriba. Márquez respondió pero con menor cantidad de golpes, visiblemente más cansado que en asaltos anteriores.

De pronto compuso su imagen el azteca, lanzando una cantidad de golpes combinados como quien golpea al saco de entrenamiento. Sólo que el saco de entrenamiento avanzaba...

No le importó –ni se inmutó de momento- a Katsidis el castigo recibido, sólo avanzó en pos de meter sus manos. Que fueron pocas, casi siempre izquierdas arriba.

10-9 Márquez | SubTotal: 48-46 Márquez

6º Asalto:
El asalto se mantuvo como continuación ininterrumpida del anterior. Katsidis en la ofensiva, Márquez (súper) efectivo en las contras. Pero Katsidis achicó la diferencia y pasó de recibir 5x1 a hacerlo en relación de 3x1. Afirmando sus golpes además, trenzándose "de tú a tú" en un infight demencial del que esta vez sacó provecho porque sus manos (si bien fueron menos) llevaron más potencia...

10-9 Katsidis | SubTotal: 57-56 Márquez

7º Asalto:
El australiano pareció encontrar su negocio en el desgaste de la batalla. Afirmado y sustentado en su extraordinaria capacidad de absorción al castigo y en su -de momento- asombrosa condición aeróbica, sostuvo una presión constante sobre Márquez, lanzando sin importarle los golpes recibidos. Por momentos hizo a este cronista recordar al malogrado Arturo Gatti por el estilo sufrido con que estaba afrontando el pleito, por el dramatismo épico de la batalla...

Pero Márquez volvió a capitalizar su mejor boxeo, su clase. Y así volvió a llevar las matemáticas de las proporciones al 5, quizás 6x1 si hablamos de golpes que llegaron a destino.

10-9 Márquez | SubTotal: 67-65 Márquez

8º Asalto:
Katsidis avanzó casi como en un drama deportivo hollywoodense a enfrentarse con las manos de Márquez... Y el mexicano fue implacable en su contraofensiva. Aunque la velocidad y el vigor de ambos se notó disminuído en la primera mitad del capítulo...

No obstante, sacaron fuerzas desde el interior de sus espíritus guerreros para continuar en el palo por palo, al punto ya de abandonar -uno y otro- los rudimentos defensivos, despreciando los golpes del rival.

Las combinaciones del mexicano fueron, por mucho, más efectivas y abundantes.

10-9 Márquez | SubTotal: 77-74 Márquez

9º Asalto:
Márquez, con una temprana combinación de golpes (que conectó todos) puso en retroceso al australiano por primera vez en pelea. Y lo mantuvo así merced a una verdadera paliza propinada en seguidilla interminable de manos netas, todas arriba...

A Katsidis sólo lo sostuvo en pie su corazón, no sus piernas que flaquearon al punto de tornarse de goma...

El árbitro observó las acciones y detuvo el combate. Ni Katsidis ni su esquina reclamaron, la intervención del referee Kenny Bayless -a los 2:14- fue impecable. Venía observando de cerca la mirada perdida de Katsids, su andar desparejo y maltrecho... Y a su rincón, como esperando que desde allí volara una toalla. Como esto no se produjo, evitó males mayores.

El rumbo, destino y resultado del combate ya estaban sellados.

Márquez hizo todo bien. Pero le tocó un rival molesto, pegajoso y áspero a la vez. Pertinaz hasta el hartazgo...

Difícil de aguantar el australiano, complicado de contener. Pero el mexicano fue un concierto de golpes ejecutados con precisión milimétrica. Su mote de "Dinamita" bien podría ser reemplazado por el de "Cirujano", o mejor, como el del recordado púgil ghanés Azumah Nelson: "The Professor"... Porque dió justamente cátedra. Porque sus lanzamientos son para enmarcar, para ver una y otra vez, para enseñar a nóveles boxeadores... Para ganar peleas como la de esta noche.

A sus virtudes técnicas, aeróbicas y de vigor natural, debemos agregar la actitud, la tremenda actitud de Márquez capaz de reponerse de una caída en contra, capaz de aguantar un expreso australiano que quería arrollarlo de la vía sin siquiera apelar al clinch ni a ninguna mala jugada... Porque Márquez fue también todo corazón.

Ahora, y casi como un karma clama a los cuatro vientos por una tercera edición de su rivalidad ante el Nº1 P4P, ante el flamante Campeón WBC de las 154 libras, ante su archi-enemigo, ante Manny PacMan Pacquiao.

Pero eso -ése análisis- será tema en otro momento, ahora sólo resta seguir disfrutando de esta gran victoria de Márquez, de esta gran victoria del boxeo todo.

KO12.com.ar®

[LEER ARTÍCULO COMPLETO]

Froch avanza en el Super Six

27 NOV 2010 – Hartwall Arena, Finlandia
Arthur Abraham vs. Carl Froch
WBC (Vacante) 168lbs – 12 asaltos

por Vicente Clemente (VIN)

Sábado 27 de Noviembre de 2010. Estadio Hartwall Arena de Helsinki, Finlandia. Se pone en juego el título supermediano vacante del CMB y el cruce a semifinales del torneo SUPER 6. El carácter estelar de la velada tiene valor agregado en la rivalidad tradicional entre las dos mayores plazas del boxeo en el viejo continente. Amplias feligresías de alemanes e ingleses ansiaban este cruce desde hace meses. No tanto la calidad, más si la enorme popularidad que detentan ambos protagonistas entre sus coterráneos, preanuncia que esta será tal vez una puja memorable, para guardar, tal vez para repetir en un futuro cercano. Un "típico" por lo menos, aunque nunca llegue a derby.

Uno y otro están en un punto de maduración ideal. Hace poco más de un año que han dejado de ser promesas en sus plazas para tomar algunos mayores riesgos lejos de sus gradas. La materialización del cruce no fue forjada en las oficinas de los promotores, sino que llega dentro de una competencia múltiple, que los integra a partir de una sobria paridad. Ninguno de los dos a logrado descollar en un plano internacional. Proceden sin convencer, de recientes presentaciones irregulares o directamente deslucidas.

Carl "La Cobra de Nottingham" Froch,75.8kgs, tiene 33 años (26/20-1-0) viene de presentarse en abril pasado, perdiendo por puntos con el danés Mikkel kessler. "The King" Arthur Abraham, 76.0 kgs, 30 años (31/25-1-0) trae a cuestas su única derrota acontecida en marzo de este año, frente al zurdo André Dirrel en su tierra natal, Michigan, pero por descalificación y en un incidente harto polémico, que quienes siguen de cerca la carrera del armenio nacionalizado alemán, bien desearían borrar de toda cuenta. Ambos antecedentes podrían pasar por aisladas noches de verdadero mal pié, bien dispensables a la hora de trazar los antecedentes para este pleito.

La pelea:

La Cobra Froch es un peleador erguido, que aventaja a su rival de hoy por 7cm de estatura (1,85m / 1,78m). Y Arthur Abraham, quien lleva de parte de los suyos el mote de "Asesino Silencioso" es uno de los mejores exponentes defensivos contando sobrados antecedentes de solvencia técnica y solidez ofensiva.

Round 1: Froch y Abraham se toman una prudente distancia. En principio para demarcar el rango decisivo desde donde van a descargar sus temibles disparos. Pero a poco, el inglés se apodera de una medida extensa, comenzando un trabajo de martilleo con el brazo izquierdo alargado, que a la vez que se torna ofensivo por repetición. Así parado, mantiene su defensa muy lejos de los escarceos que tibiamente buscar amagar el alemán. Se impone en la primera vuelta. 10 x 9 - Froch.

Round 2: Froch se asienta en el manejo de la larga distancia, se acerca a descargar algunos golpes y anda lejos de las sogas. Abraham no se encuentra a gusto, preocupado, debe resignarse a tomar un papel defensivo: a espera de los claros que le ofrezca Froch, para salir luego, de contra, con su conocida decisión y espectacularidad. Las pocas oportunidades que crea Abraham para intentar crear ofensivamente, encuentran a "la cobra" bien armado y cayéndole con creciente ritmo y volumen de golpes. Abraham no logra sorprender hasta este momento. Otra vuelta para el británico. 20 x 18 - Froch.

Round 3: El dominio posicional de Froch es claro, le ha dado la posibilidad de lucirse con una gran superioridad de envíos. Abraham está como atado y cada vez más obligado a cerrarse en una peligrosa defensa estática. Escasamente arroja y acierta no más de 4 o 5 golpes en el round. Se escapa Froch en las tarjetas. 30 x 27 - Froch.

Round 4: El viejo axioma del boxeo "estilos hacen peleas" parece concretado a esta altura. Froch se hace el pic-nic de jabs, en oleadas y por docenas, "The King" se ve obligado a volear las manos aparatosamente, sin destino cierto, a la búsqueda de alguna lotería que le sirva la cabeza del rival en bandeja. Creando un poco de embrollo, casi a la desesperada, Abraham carga sin orden ni estrategia y da una ténue impresión de emparejar las cosas. Bien vale que intente algo. En realidad no logra inmutar a Froch. 39 x 37 - Froch

Round 5: Froch vuelve a mostrarse más activo. Acierta con el 1-2 y la cara del nacido en Armenia da muestra del castigo. De tan cerrada que arma su guardia ahora parecería convertido en un saco de arena. Su trabajo es irreconocible, está siendo superado de manera muy amplia. Otra vez trata de zafar con arrebatos o con achiques que no consiguen efectividad alguna. Abraham está errando ostensiblemente, y no se ve de qué manera podría torcer el rumbo de la pelea. Puntos para Froch: 49 x 46 - Froch

Round 6: La tarea de Froch ya está centrada en mantener otra distancia, que es la de las tarjetas de los jurados. Anticipa, guarda distancia, escapa, golpea al cuerpo y a la cabeza y si ve la oportunidad avanza con vehemencia. A esta altura la confusión de Abraham es tal que solo apela a deslucir la pelea, incluso protesta ante el referee por una falta insignificante. Manda Carl Froch. 59 x 55 - Froch.

Round 7: El paso sostenido de Froch sigue su curso. Es un avance que marca distancia, pasa de ser de constante a abrumador. Froch, que no es ningún estilista, acaba tirando combinaciones de dos o tres manos que no encuentran respuesta por parte del King Arthur. Pero desde esa natural frustración devienen intentos, cada vez menos frecuentes, por salir del acoso tirando a tontas y a ciegas. No llega a destino y Froch dosifica y lo espera. Gana mientras tanto otro round. 69 x 64 - Froch.

Round 8: Jabs, que abren paso a golpes cruzados, largos y ásperos afirman el dominio del de Nottingham. Manda a voluntad, pero no apura. Espera, anticipa y suma puntos. Froch está muy cómodo en esta distancia y casi no ha recibido ningún golpe claro sobre su rostro. La acción es menor que en otros rounds y Abraham aprovecha para abreviar distancia. Pero no prospera ninguna reacción. Regala tiempo valioso y otra vuelta. 79 x 73 - Froch.

Round 9: La pelea entra en un ritmo pausado, ofrecido por Froch desde la seguridad de su dominio táctico y pocisional. Aunque más parejas las acciones, sigue imponiendo el inglés el paso y la síncopa de lo poco que ocurra. El cruce de algunos directos da una transitoria sensación de entretenimiento. Pero Froch se permite dar algunos intercambios porque restablece su dominio apenas se lo propone. Sigue imperturbado. 89 x 82 - Froch.

Round 10: Las apariencias de alguna chance por la que Abraham se acerque en el tramo final de esta pelea, se dan contra una pared. Desde el comienzo del round hay 25 golpes consecutivos por parte del británico. Muchos son buenos aciertos. Abraham interrumpe esa serie solo por no abandonarse al papelón. Ya no hay convicción en sus movimientos. Abraham se queda, vuelve a intentar, desiste nuevamente y Froch se luce sólido y práctico. 99 x 91 - Froch.

Round 11: La estatura y el largo de brazos han signado el pleito. El rey luce frustrado por la impotencia de ese handicap. 15 golpes seguidos de Froch al principio de la vuelta, colocan el triunfo en el freezer de su esquina. Abraham nunca le llega a inquietar, y Froch se anima a profundizar su tarea con movimientos elegantes, de traslado y buen contragolpe. Un round más. 109 x 100 - froch.

Round 12: Abraham sale enloquecido, a achicar y embarullar, no logra arrear al rival que le imprime más potencia a la vuelta para no ceder posiciones. La zurda de Froch paraliza la enjundia del alemán. Ya no hay ideas, ni claridad, ni empeño. Tampoco tiempo. Y la angustia de Abraham, por verse superado sin remedio, se convierte en fútil reclamo (de qué?) al referee. El referee norteamericano Frank Garza, ha sido discreto y no ha tenido incidencia en los asuntos. Final. 119 x 109 - Froch

Esta vez el fallo oficial resulta unánime, ecuánime y ajustado a lo que ocurrió:
Burt A. Clements 119-109, Oren Shellenberger y Max DeLuca 120-108

Casi un monólogo de parte del que se presentaba con menos credenciales de saber boxístico o estilístico. No impuso su habitual fortaleza, ni su resistencia, ni su carácter ante lo que podía ser una hipotética adversidad. Si "estilos hacen peleas", esta podría haber sido una noche de buen pié para "la Cobra". Si a partir de ahora acrecienta su prestancia para dominar a los rivales y obligarlos a combatir en el terreno donde él decide los tiempos, las pausas y el desarrollo de las batallas, entonces si, podría ser que así, su dura mandíbula y su estámina le aportarían una gran plusvalía, al estilo y a la clase de un boxeador común y del montón, que no tiene tantas luces ni chapas como para brillar del modo en que le vimos hacerlo hoy. Carl Froch es el nuevo campeón supermediano del CMB, por ahora, para sorpresa de medio mundo. Como en los clásicos.

KO12.com.ar®

[LEER ARTÍCULO COMPLETO]

"Maravilla" en la cima del mundo

Sensaciones y apuntes de la resonante victoria (GKO2-1'10") de Sergio "Maravilla" Martínez sobre Paul Williams en lo que significó la primera defensa de su Título Mundial (WBC 160lbs).

por Vicente Clemente (VIN)

Combate curioso, fabuloso, inolvidable por infinidad de razones. Varias ya racontadas con impecable claridad -como habitual- por la cobertura de Rapote para KO12. Muchas se escapan, porque es imposible abarcarlas todas. Voy a señalar solo un par de apuntes...

Aunque emborrache la percepción rebobinarlo, una y mil veces, todo sigue siendo real. Ya pasó. Se disfrutará en plenitud por mucho tiempo. Cómo fue, con todos sus ingredientes, con lo fabuloso y lo inolvidable, lo vergonzozo y lo atribulante. Es además intenso. Lo visual, lo auditivo, lo sorpresivo. La descompresión de haber zanjado las pocas dudas que acechaban, previo a esta revancha. Desde que, el combo visual, vertiginoso, de ese guante negro, del torso volcado, del brazo izquierdo cargado de pimienta y de toda la enjundia del gesto del quilmeño aterrizara haciéndose añicos sobre la quijada del totem de Augusta, produciendo ese tremor inconfundible, seco, como de tierra sacudida, que surcó "sónicamente" el aire, sin dar tiempo al pensamiento... Desde esa milésima que antecede al apagón visual y vital de Paul Williams, esa oscuridad mental por la que toda su humanidad se desplomó después, como resultado, quizás más a merced de la brisa del ring que de la gravedad, y desde es momento en que sonó ese gong somnífero, todo el tablero del boxeo mundial se ha vuelto a modificar dramáticamente.

A una semana del fenomenal tsunami de Pacquiao, ya no nos podremos volver a meter en el mismo mar, otras aguas bañan ahora las mismas costas. No hacía falta verlo caer a Williams, con los ojos blancos y para atrás, ni atender el posterior recorrido de Martínez (transcurría todo en cámara lenta); el estadio entero, todo el mundo televisivo, cualquiera en cualquier parte del mundo, sabía con absoluta claridad y certeza que el asunto competitivo se había terminado.

Importaba, eso sí, algo infinitamente superior a la contienda, como es la vida de un contrincante, de un circunstancial adversario, admirado incluso por el mismísimo vencedor, eso es lo que metía más miedo al contemplar. Y a pesar de que los auxiliares y el médico invaden el ring con remarcables reflejos, se vive en esos momentos una de las escenas más tétricas, aborrecibles, descarnadas y brutales, más innecesarias que el mismo KO2, que hubiera podido suceder una y otras mil veces de maneras distintas, significando siempre el mismo triunfo. Azorado, uno ve al referee, que tenía a cargo la tarea de garantizar la imparcialidad y la seguridad reglamentaria, que lleva a cabo un conteo airado, "actuado" y para las cámaras, como si nada, sin inmutarse en lo más mínimo ante el desfallecido Williams, que había quedado más pálido de lo que es y que estaba tendido enteramente sobre sus brazos, y boca abajo. Después, trascendería también, que las otras tarjetas de los jurados (es decir las tres) llevaban ganador al norteamericano en el primer asalto. Eso pone de relieve una realidad sombría que felizmente no fue determinante, por intercesión y determinación del brillante ganador. Queda entonces claro que no podría suceder de otra manera. Que hubiera sido imposible torcer la "objetividad" y la "voluntad" de tan particulares fiscales por otra vía. Y queda claro que de haber transcurrido los doce rounds, Martínez hubiera salido perdedor otra vez, sin importar cuánto hiciera arriba del ring o cuánto dejara de hacer su rival.

Lo que se ahorró Martínez por concebir esta estrategia de apostar todas las fichas a conseguir el nocaut y no los puntos, es inmenso, muchísimo. Por eso, al platillo de las grandes ganancias, no habría que dejar de subir todo lo que reporta, para la confianza del boxeador "metido en la huella" -en este caso uno que viene luchando por el reconocimiento mundial desde hace una década- el alcanzar primero una corona mundial de prestigio, validando tal logro de manera brillante y luego, sin perder el envión, sortear la primera defensa de la manera más contundente que se pueda concebir.

Dice el dicho que ningún boxeador consolida totalmente su confianza hasta que se ve Campeón. Con tanto desparramo de cinturones y picadillos de divisionales enturbiando la apreciación del boxeo de hoy, aveces cuesta discernir quién es un verdadero campeón. La caminata de Sergio Gabriel Martínez llega felizmente a un final. Al momento de asestar ese zurdazo mágico y antológico, se viene a topar con un cartel enorme y sorpresivo, que le informa: "cima absoluta del mundo". Mirando alrededor, lo que quedó en pie, no habría mucho más remedio que concluir que ese es el lugar.

Acostumbrarse a vivir en su lugar, va a resultar sin dudas, mucho más fácil que la pesada carga de caminar tanto tiempo en zig-zags, en soledad, desesperando, sin cruzarse en tan largo camino, con las debidas referencias que le hubieran acortado el tiempo de viaje. Pero ahora parece que todo eso cambió, fulminantemente, si es real lo que uno mira una y mil veces.

KO12.com.ar®

[LEER ARTÍCULO COMPLETO]

"Maravilla" Martínez fulminó a Williams

20 NOV 2010 – Boardwalk Hall, EEUU
Sergio Martínez vs. Paul Williams
WBC 160lbs – 12 asaltos

por Manuel Blanco (Rapote)

En el Boardwalk Hall de Atlantic City, EEUU, se enfrentaron en pelea pactada a 12 asaltos el argentino Sergio Gabriel “Maravilla” Martínez 45-2-2 (24ko) y el norteamericano Paul “The Punisher” Williams 39-1 (27ko) por el WBC de las 160 libras que expuso el primero. Este pleito, con catchweight pre-acordado en 158 libras, fue revancha del que disputaran ambos zurdos el 05-Dic-2009 en el mismo escenario (clic aquí para leer la crónica de aquél combate).

Comenzó la pelea y Williams trató de hacerse rápido con el centro del ring.

Martínez se mostró más sólido apenas comenzó a lanzar manos. Y soltó las dos primeras izquierdas que cayeron bastante netas sobre el rostro del de Augusta.

El combate se hizo áspero, Williams apeló al clinch amarrando con su mano derecha y golpeando con su izquierda, poniendo en aprietos al árbitro que no podía por momentos controlar a los púgiles entre toda la tensión que desataban.

Promediando el asalto -continúo hablando del primer capítulo- otra izquierda del quilmeño afincado en Oxnard impactó plena sobre el rostro de Williams.

Y continuó metiendo presión Martínez, que dominó casi a voluntad el resto del capítulo inicial, repartiendo el castigo a la zona baja primero para afirmar después sus lanzamientos de izquierda a la zona alta.

Al comienzo de la segunda vuelta Martinez acortó de entrada, sosteniendo presión a los flancos y obligando a Williams a un amarre prolongado. A la salida de este clinch, otra vez la izquierda voleada de Martínez arriba frenó el accionar de "The Punisher"...

La mano derecha –adelantada por su condición de zurdo- desmayada sobre la cintura de Williams abría el camino para la izquierda de Martínez, sobre todo por la velocidad con que el de Quilmes hacía partir sus envíos…

En un cruce en que Williams cargó su cuerpo para soltar su atrasada, Martínez hizo lo propio y –con mayor velocidad y estribando con el torso a su derecha- soltó una bomba con dibujo de swing sobre el mentón de Williams que lo desmoronó sobre la lona, de bruces, "KO en el aire" mientras caía hacia una cuenta que no tendría final. Ni siquiera principio... Porque de la forma en que se lo vió caer se desató la invasión de segundos y cuerpo médico para asistir a Williams...

Martínez supo exactamente que era el final ni bien conectó la mano. Tanto que lo vió caer y tuvo tiempo y lugar como para soltar una derecha, y no lo hizo... Simplemente dió rienda suelta a su merecidísimo festejo.

El fallo oficial reza "Ganó Sergio Martínez por KO a los 1:10 del 2º asalto". Agrego yo un rótulo al fallo: "El KO del año".

La actitud de Martínez, de ir a buscar, a demostrar quién es el mejor, quién el Campeón... De salir a lavar la afrenta que significó aquella pelea de diciembre del 2009 que ganó sobre el ring y los jueces le negaron en las tarjetas...

Decía... Esta actitud avasalladora se combina con las muchas cualidades -por no decir todas y ahora que aplomado en las 160 le sumamos sin dudas el poder de definición- que para el pugilismo tiene Sergio Gabriel "Maravilla" Martínez. Y se combina para encaramarlo en lo más alto de la escena internacional. No para este cronista -para quien ocupaba ya el 2º lugar P4P antes de esta pelea y aventurando un resultado favorable, no tanto como el que tuvo- sino para la prensa extanjera especializada, para el propio aficionado de EEUU que quedó con la boca abierta. Para los boxeadores que aspiran a mantenerse peleando entre los mejores...

No faltó mucho para que los periodistas de la cadena HBO -encargada de transmitir el evento- le preguntaran a Sergio "-Y ahora ¿Qué sigue?"

"-Ahora escucho ofertas..." dijo el Campeón. Aclaró ante la insistencia que puede llegar a las 156 libras como para acomodarse a un enfrentamiento con Manny Pacquiao y/o Floyd Mayweather Jr.

No analizaré en esta nota las alternativas de estas dos hipotéticas peleas. Simplemente le deseo a Sergio -y a todos los aficionados, porque sin duda el boxeo estaría de fiesta- que se le den. Al menos una de ellas.

Imagino complicado ya al "PacMan" con 156 considerando que con Margarito se pactó un catchweith de 150 para el que el filipino acudió a la balanza con 144½.

Veo más viable a "Money" Floyd dando ese peso ya que ante de la Hoya pesó 150 en 2007, subiendo al día siguiente con 5 libras más al ring.

Nada más, nada menos... La satisfacción enorme de ver materializados en un resultado todos los sueños de un púgil de excepción, de un atleta pertinaz y de un ser humano extraordinario como Sergio Martínez.

¡Salud Campeón!

KO12.com.ar®

[LEER ARTÍCULO COMPLETO]

Ganó Baldomir... ¡Y sigue!

19 NOV 2010 – Estadio Aldo Cantoni, Argentina
Carlos Baldomir vs. Amilcar Funes
154lbs – 10 asaltos

por Manuel Blanco (Rapote)


En el Estadio Aldo Cantoni de San Juan, Argentina, se enfrentaron en pelea pactada a 10 asaltos, sin título en juego y en la división mediano jr. los argentinos Carlos Manuel “Tata” Baldomir 45-13-6 (14ko) y Amilcar Edgardo Funes Melián 22-9 (17ko).

1º Asalto:
Baldomir se hizo cargo del centro del ring, controlando con el jab desde la larga distancia. Funes no quiso dar un blanco fijo y giró hacia la derecha de Baldomir, entrando por momentos en la corta para levantar ascendentes –mayormente de izquierda- y castigar a la zona baja.

Con el transcurso de los minutos Funes ganó confianza y mejoró su accionar. Baldomir cambió golpes sobre los 20 segundos finales pero los números del asalto ya tenían dueño.

SubTotal: 10-9½ Funes

2º Asalto:
Baldomir intentó equilibrar el pleito, cedió el centro del ring y bailoteó hacia los lados de Funes, lanzando desde la media y larga distancia.

Funes se mostró confundido durante los dos primeros tercios del capítulo pero volvió por sus fueros en el último minuto.

De todas maneras la vuelta fue –por poco- para Baldomir.

10-9½ Baldomir | SubTotal: 19½-19½ Empate

3º Asalto:
Funes salió a hacer el gasto, pero avanzó y tiró sin puntería al tiempo que Baldomir activó su izquierda duplicando el gancho abajo y arriba como fórmula de contragolpe.

Funes por momentos cambió a guardia zurda pero debió volver a su postura habitual ya que la pasó mal en ese pasaje.

Baldomir conectó los mejores golpes y, cuando Funes se soltó decidido a acorralarlo contra las cuerdas tirando con todo y a fondo, soltó de contragolpe también los más recios.

10-9 Baldomir | SubTotal: 29½-28½ Baldomir

4º Asalto:
Funes –en el patio de su casa y arengado por su público- capitalizó toda su juventud atacando con enjundia. Baldomir le echó toda su veteranía encima para complicar –y hasta ensuciar- las acciones.

En un asalto caliente, el joven sanjuanino conectó muy buenas manos, netas al rostro del “Tata”. Ganó el asalto, pero terminó con un corte en el ojo derecho…

10-9 Funes | SubTotal: 38½-38½ Empate

5º Asalto:
Baldomir dirigió su ataque sobre el ojo lastimado de Funes, buscando el cierre de la visión y el desmejoramiento del corte.

Funes lució estático, temeroso por momentos.

Toda la inacción del asalto desbordó en un palo por palo en el que se dieron los dos fuerte y arriba. Funes en mayor cantidad, Baldomir con más justeza y reciedumbre.

10-9½ Baldomir | SubTotal: 48½-48 Baldomir

6º Asalto:
Baldomir trabajó bien con la izquierda en jab y en gancho como mano de apertura, combinando con alguna derecha aislada; en gancho y –esporádicamente- en uppercut. Pero dejando su derecha muy baja en defensa, que permitió la entrada de algunos fuertes voleados de izquierda de Funes.

Sobre el final Funes se animó a soltar algunas derechas largas, con éxito dispar. Pero las que logró conectar fueron bastante duras.

10-9½ Funes | SubTotal: 58-58 Empate

7º Asalto:
Funes, con la hemorragia de su ojo ya controlada, se decidió a trabajar con el jab. Y lo hizo bastante bien, propiciando un duelo de esgrima en la larga distancia que los llevó a alternar el centro del ring.

Finalmente la ofensiva terminó a cargo del sanjuanino, que intentó llevarlo siempre sobre las cuerdas al veterano.

Faltando poco mas de 30 segundos conectó una combinación de golpes curvos arriba que hicieron peligrar la vertical del santafesino. Reaccionó “El Tata”, pero se llevó la peor parte.

10-9 Funes | SubTotal: 68-67 Funes

8º Asalto:
Funes ’se quedó’ y Baldomir, pese al calendario, fue el que propuso, el que asumió la iniciativa.

Conectó sin poder, marcó los golpes como para ganar claramente el asalto, casi al estilo amateur.

Funes quiso torcer con acciones efectistas sobre el final del asalto pero no le alcanzó, a pesar de meter un buen par de manos.

10-9½ Baldomir | SubTotal: 77½-77 Funes

9º Asalto:
Funes arrancó desinflado, denotando un déficit aeróbico importante. Paradójicamente ante un púgil 11 años mayor que él…

Baldomir sacó provecho de su jab, manteniéndose siempre activo.

Promediando el asalto Funes conectó una derecha a fondo y, en acción seguida, se cruzaron derechas al mismo tiempo. Netas las dos, pero las piernas que flaquearon fueron las de Funes…

Baldomir selló el asalto continuando las acciones, llevándolo hacia las cuerdas con oficio, con golpes, con continuidad…

10-9 Baldomir | SubTotal: 87-86½ Baldomir

10º Asalto:
Funes no logró cambiar el aire. O se quedó sin el. Baldomir, lógicamente cansado. El saldo, redundó en un asalto que comenzó rancio

Pero Baldomir, una vez más, fue el que propuso.

Sobre los 30 segundos finales –casi una constante de este pleito- los dos se prodigaron, en la medida que sus escasas fuerzas lo permitieron.

Cambiaron golpes de forma pareja, Baldomir se lo llevó por la mínima diferencia, por ser el que –durante los 150 segundos iniciales- asumió el ataque.

10-9½ Baldomir | FINAL: 97-96 Baldomir

Los jueces fallaron de la siguiente manera: 98-96½ para Funes, 99-93½ para Baldomir y 98-97 para Baldomir, oficializando la victoria por Decisión Mayoritaria (ó Fallo Dividido) para el santafesino.

- - - - - - - - - - - -

El pleito se realizó bajo el reglamento local, que establece el ½ punto y con el que un servidor no comparte el concepto… Mi tarjeta en un sistema de 10-9 tradicional –sin asaltos empatados- hubiera sido 96-94 para Baldomir…

Pero al margen de la cantidad de puntos –o medios puntos- lo que quedó claro fue la superioridad de Baldomir sobre el ring.

O la evidencia de todas las carencias que aún tiene Funes, destacando la aeróbica como una imperdonable en un púgil con aspiraciones internacionales.

O quizás –y me quedo con este último concepto- quedaron claras las dos cosas…

Hace muy poquito, el 18-Ago-2010 decía yo –clic aquí para leer la nota- que “-…para Baldomir sólo queda el retiro…” en ocasión de perder por KO6 ante Saúl “Canelo” Álvarez. Sin embargo, también decía yo en la nota de referencia que no iba a hacer leña del árbol caído, porque cabía destacar –y no restarle mérito- la actuación (y las tremendas condiciones) del “Canelo” Álvarez.

Lo cierto es que “El Tata” lo intentó, otra vez. Y lo hizo en forma exitosa. Y concluyó declarando que la Golden Boy Promotions le prometió ”otra pelea grande” antes de su retiro…

Personalmente –y al margen de que le deseo la mejor de las suertes si esta “pelea grande” se le da- creo que la de esta noche podría ser la pelea que ponga broche dorado a una vasta y destacable trayectoria.

KO12.com.ar®

[LEER ARTÍCULO COMPLETO]

Pacquiao: El Mejor del Mundo

13 NOV 2010 – Cowboys Stadium, EEUU
Manny Pacquiao vs. Antonio Margarito
WBC 154lbs – 12 asaltos

por Manuel Blanco (Rapote)

En el Cowboys Stadium de Arlington, Texas, se enfrentaron a 12 vueltas el filipino Manny “PacMan” Pacquiao 51-3-2 (38ko) y el mexicano Antonio “Tony” Margarito 38-6-1 (27ko) por el WBC (vacante) de las 154 libras.

Con catchweight pactado en 150 libras, el filipino acusó en la balanza 144½ libras mientras que el mexicano clavó el límite pre-acordado de 150, subiendo al ring con 169 libras. Ante las 148 que pesó el “PacMan”...

Esta diferencia física, evidenciada en el pesaje y notoria ya con ambos dentro del ring, hizo dudar al más optimista seguidor de Pacquiao.

21 libras de diferencia. El equivalente a un supermediano (168lbs) ante un welter (147lbs), o sea 3 divisiones arriba uno del otro, algo que no debería siquiera permitirse en el boxeo...

Pero tan Enorme es el filipino, que así como una vez "pasó" de cinturones, fajas y cetros dominando el P4P, el PPV y la atención de todo el mundo boxístico; esta vez se dió la licencia de desafiar a la naturaleza, a aquello de que "-...el pez grande se come al pez chico..."

Hacer el análisis -tal y como acostumbro- "asalto por asalto" sería engorroso... ¿Cómo contabilizar, cómo describir todos y cada uno de los golpes, cómo relatar un número cuasi infinito de acciones?

Resumo con que mi tarjeta fue de 119-107 para Pacquiao. Los jueces fallaron 119-109, 120-108 y 118-110.

¿Cómo explicar que un púgil de 21 libras menos dejó el rostro de su rival hecho un guiñapo? ¿Cómo decir que lo zarandeó durante doce capítulos? ¿Cómo, que le aguantó a pie firme mazazos que hubieran derribado a un semicompleto?

Pacquiao despejó -si es que a los más escépticos todavía le quedaba alguna duda- todas las incógnitas.

Dió -una vez más- muestras sólidas, contundentes, casi obscenas de capacidad pugilística. Velocidad, precisión, combinación, repentización, cambios de frente, potencia, encaje... Y hasta se dió el lujo de guapear y ponerse a cambiar metralla de forma totalmente innecesaria, nada más que porque simplemente puede y quiere hacerlo...

Margarito se vió desbordado por el "Tsunami del Pacífico" y no tuvo tiempo de arriar las velas que su navío ya se encontró en medio de una tormenta que lo azotó hasta hundirlo.

Peleó valientemente el de Tijuana, se debatió entre el encordado ante ese pequeño hombre y Gigante Boxeador que lo tuvo a mal trajinar...

Porque hasta cuando pudo desatar toda su potencia, y soltar todo su poderío, el filipino lo terminó retrucando con renovados bríos, con fuerzas de -ya no hablo de cualidades de boxeador solamente sino de deportista- Atleta Fabuloso...

En el 8º asalto Margarito echó su resto y lo tuvo por momentos mal al filipino... Pero -como relaté- se recuperó majestuosamente, pletórico.

Se tomó el 9º de descanso ante un Margarito que -por lo expuesto, largó lo que le quedaba en el 8º- estaba más cansado que él.

Y en los asaltos siguientes desarrolló otra vez su boxeo frenético, casi impune. Más que un boxeador parece un verdugo que ultima sin piedad a sus víctimas...

Es increíble -y me voy quedando sin calificativos- el PacMan. Ocurre que sus rivales "se relajan" después de recibir la cantidad de golpes que un "boxeador normal" puede concatenar en una seguidilla... Y ahí es donde saca provecho, porque desde cualquier lado, con velocidad infrecuente y con precisión de cirujano mete otras 3, 4 y 5 manos más... Soberbio.

No tengo dudas de que estamos ante un verdadero Top-5 de Todos los Tiempos, un Top-3 si me apuran un poco. Y que se lo puede discutir sin ningún pudor como el #1º de la Historia, por qué no.

Bastará con repasar su trayectoria para ver todas las divisiones profesionales que transitó, los títulos que ganó, y los títulos que "dejó correr" en pos de enfrentar a los mejores sin importar más galardón que el que significa -nada menos- derrotarles.

Ver sus peleas, el desarrollo de las mismas, la envergadura de sus rivales, la forma en que los doblegó, nos ponen de frente a un auténtico GRANDE.

Una vez -hace tiempo y en otra de sus resonantes victorias- lo titulé como "Implacable"... Porque éso es lo que es. Doy gracias de poder ser contemporáneo a Manny Pacquiao, de poder contarles -en un futuro- a mis nietos cómo vi todas y cada una de sus peleas, cómo fui testigo de su Leyenda.

KO12.com.ar®

[LEER ARTÍCULO COMPLETO]