Mayweather dominó a Mosley

En el MGM Grand de Las Vegas (Nevada) se enfrentaron a doce vueltas y en la división welter los legendarios Floyd "Money" Mayweather Jr. 40-0 (25ko) y "Sugar" Shane Mosley 46-5 (39ko). El combate, si bien no respondió a las expectativas de los más exigentes, resultó interesante...

...aunque por momentos de un solo lado. Y, fundamentalmente, con púgiles que -uno perdiendo y otro apabullando- no tomaron el riesgo suficiente.

La velocidad de Floyd sí respondió a lo previsto. Y fue más allá. Porque Mosley no estuvo lento al comienzo.

Y ya en el primer asalto se vislumbró incluso como más sólido que el bocón de Michigan.

Solidez que pudo materializar en toda su forma en el segundo asalto cuando tras su izquierda larga en recto -que no llegó a impactar- soltó una derecha en punta que estrelló sobre el rostro de Mayweather. Amarró Floyd desesperadamente, lo buscó definir sin éxito Mosley persiguiéndolo y hostigándolo por todo el ring. Haciéndolo lucir mal, como nunca antes...

Pero... ¿Se sofocó el veterano? ¿Echó el resto? Puede ser. Aunque visto lo visto -me refiero a lo que siguió a partir del tercero- no puedo restarle mérito a lo que hizo el ex "PrettyBoy", ahora -y casi por pedido personal- "Money" Mayweather...

Sucede que Floyd Mayweather Jr. se resistió a cometer errores, a darle a su rival la posibilidad de capitalizarlos. Entonces Mosley -al no poder accionar sobre un error de Floyd- se encontró sin argumentos, sin plan de combate.

Es decir, estimo que el plan de pelea de Mosley era proceder sólo en momentos en los que Floyd tuviese un descuido pero... ¿Y si esos momentos no se sucedieran? ¿Qué?

Trató Mosley por distintas vías. Bajó la izquierda, tentándolo. Y Floyd lo golpeó. Tibiamente quizás, pero sumando.

Embistió casi al borde de lo no reglamentario. Y Floyd lo recibió también al borde de lo ilegal con su codo y su amarre de nuca. Pero también soltó ascendentes. Y siguió sumando...

La única arma válida que le quedó al californiano fue aquella derecha larga, que soltó en varias oportunidades pero sin consecuencias.

Entonces ratifico... Un poco se sofocó luego de "tirarlo todo" en el 2º. Y otro "mucho" -pues no fue poco, vamos- que Floyd le sacó brillo a su chapa que dice "Leyenda" -por muchos cuestionada, me anoto cómo no- a partir del 3º luego de verse comprometido por primera vez en su carrera profesional.

Mayweather estuvo muy atento y preciso en los lanzamientos, plantándose en el centro y sosteniendo la ofensiva.

Mosley reguló por momentos sus fuerzas, pero la pelea se le escapó en los números, obligado varias veces a retroceder y recibiendo manos largas de Floyd.

Desde el llamado de atención recibido en el 2º, Floyd hizo todo bien. No se equivocó nunca. No regaló nada...

Descontando el 7º y el 10º asalto, dominados a voluntad y en los que castigó por momentos con vehemencia a Mosley, las vueltas ganadas por Floyd no fueron con una superioridad pasmosa. Pero con la suficiente como para no dejar duda alguna de que sí fueron ganadas por el, de que el 10-9 iba para su esquina.

Así erigió una victoria cómoda, que supo conservar en los pocos momentos en que un Mosley cansado, boquiabierto y derrotado intentó quemar -sin mucha convicción- sus naves.

Entre el 3º y el 11º Floyd ganó los 9 asaltos. El 2º lo ganó Mosley. El 1º y el último fueron muy cerrados -y de pocas acciones claras, o muy parejas- pero, conforme a lo expuesto, la resolución de los mismos no podía siquiera intentar forzar una decisión que resultó inapelable.

Particularmente terminé fallando 118-110, coincidiendo con uno de los jueces. Los otros dos dieron 119-109 para una amplia y merecida victoria de Floyd.

Creo que Mosley no supo arriesgar, ya con la pelea perdida. Quizás se conformó con llegar de pie y conservar el galardón de no haber sido noqueado nunca. Galardón flaco a la hora de dejar esa imagen...

Y hablando de tomar riesgos... Lo único que puedo cuestionarle a Floyd justamente es que, a mi juicio, lo tuvo "a punto" y para liquidarlo a partir del gran 7º asalto que hizo. Pero no arriesgó. No decidió traspasar el portal de los verdaderamente "Grandes", aquellos que con la pelea ganada buscan siempre más, llenar el ojo del aficionado, escribir su nombre en la historia pero en el bajorrelieve de carrara de la avenida principal y no con arena sobre un callejón ventoso...

En fin...

En el futuro del veterano, sólo veo la posibilidad de intentar algo en las 154 libras (imagino se verá más cómodo ante rivales más lentos) o una unificación ante Berto o Zaveck. Personalmente me inclinaría por el retiro. Ya dió mucho por este deporte y podría retirarse con la buena imagen que -a pesar de lo de esta noche- conserva.

En el horizonte de "Money" Mayweather en cambio, sólo hay lugar para un enfrentamiento ante mega-figuras, "cobrar el gran cheque" como a él le gusta decir. Y la única que asoma como difícil -y mega millonaria- es ante el filipino.

Espero que esta vez puedan acordar todas las variantes, cláusulas, fechas, pesos, lugares, etc. etc. y sí la hagan. Floyd Mayweather Jr. vs. Manny Pacquiao señores, se impone. Y anhela...

1 comentarios ¡Comenta ahora!:

VIN dijo...

Impecables y justos comentarios Manolo. Es siempre una encrucijada filosófica tener que abordar juicios sobre don Floyd. El entorno y sus innumerables fans de todo el mundo, ya imaginarán que la pelea ha sido la redención definitiva o al menos una efectiva manera de silenciar a los críticos. Pero, nada puede ser más inoportuno! Y al mismo tiempo, eso tampoco está exento de cierta verdad!- al César lo que es del César, no sería justo decir que no ha ganado claramente, y valiéndose de algunas virtudes soberbias, como la ortodoxia incomparable en el movimiento de sus piernas o la rapidéz cerebral y física para ejecutar, tanto en tren ofensivo o defensivo, golpes de precisión que uno pondría siempre en las antípodas de otros revoleos obsenos, que ve en cosas que frecuentemente se venden como boxeo profesional.

Sin impresionarme mucho por lo visto a Mayweather, me inclino a buscar la mejor explicación a lo ocurrido en lo sucedido con Shane. Y creo simplemente que por motivos que solo Dios sabe -tal vez sea apenas su edad, o QUIZAS se relacione con su admitido uso de complementos, esteroides o con el consumo de sustancias "infladoras" que ahora estuvo absolutamente vigilado- lo cierto es que Shane no tuvo la juventud, ni la potencia y si bien mostró valentía, no tuvo el empuje arrollador que se le ha visto otras veces hasta no hace mucho, y con el que creo que hubiera bastado para recrear a lo largo de tan larga pelea, algunas otras situaciones como las del segundo round, que hubieran reflejado más nítidamente la magnitud de las chances que poseía Mosley, tanto sobre la base de su encaje como sobre la fragilidad de un estilista nato, que no conoce de riñas más que por mentas.

Tan grandes y claras como se le reconozcan las virtudes técnicas, Floyd Mayweather se quebró y fue a zozobra con la primera mano recibida. y sobrevivió al trance no por sus dotes de fineza boxística sino porque se amarró al brazo de Sugar de una manera que le daría vergüenza a un principiante. El sólo hecho de quedar expuesto al hazmereir con el primer golpe, a mi juicio debería haber despertado la única respuesta contundente y posible que se puede esperar, no ya del fenómeno risueño de ser " fuera de serie", sino del simple "campeón". Campeón a secas, mucho menos de un Campeón que se declama campeón a la sexta..