31 años del KOT8 de Cabral a Castellini

09-JUN-1979 - Luna Park, Argentina
Alfredo Horacio Cabral GKOT8 Miguel Ángel Castellini
160 lbs - 10 asaltos

por Ruben Ramirez (para KO12)

Queríamos recordar que este miércoles 9 de junio se cumplen 31 años de un resonante triunfo de un argentino sobre otro, cuando Alfredo Horacio Cabral se impuso por kot en 8 rounds a Miguel Angel Castellini, quien tres años antes había sido el campeón del mundo. En una pelea sangrienta, con un Cabral que castigaba duramente y un Castellini que guapeó y se la jugó, aún estando herido, hizo que fuera un combate muy emotivo, lo que fue reflejado en el aplauso de la gente.

Solamente 21 días después de esta pelea, Cabral le ganaría al séptimo del ranking mundial, al sudafricano Elijah Makathini, convirtiéndose así, en una de las grandes esperanzas del boxeo argentino. Pero pronto todo quedaría trunco, ya que el 7 de julio de 1979, a sólo 7 días de su última pelea, en un accidente automovilístico perdería la vida con sólo 23 años de edad.

Esos dos importantes triunfos y su muerte ocurrieron en menos de un mes.

KO12.com.ar®

[LEER ARTÍCULO COMPLETO]

Cotto: Nuevo Campeón superwelter WBA

05 JUN 2010 - Slugfest Yankee Stadium - EEUU
Yuri Foreman vs. Miguel Ángel Cotto
WBA 154lbs - 12 asaltos

por Guillermo Ursi (Guille)

En el Yankee Stadium de Nueva York, Miguel Cotto se enfrentó a Yuri Foreman por el título de las 154 libras versión AMB, en lo que ha sido la primera pelea del boricua en la categoría Superwelter.

Buscando emular a Felix Trinidad, quien ha sido el último boxeador de Puerto Rico en conseguir campeonatos mundiales en tres divisiones, Cotto marcó 153.5 libras contra las 154 que marcó Foreman.

Para el boxeador de Caguas fue el debut en una nueva división, luego de haber protagonizado verdaderas batallas en las 140 y 147 libras, obteniendo sólidas victorias y contundentes derrotas (a manos de Antonio Margarito en el 2008 y Manny Pacquiao en el 2009).

Su rival, Foreman, reconoció haber tenido un campamento acorde al rival que iba a enfrentar. Venía de una victoria frente a otro boricua, Daniel Santos, quien había obtenido su título mundial frente a Joachim Alcine en Montreal, Canadá, y era vencedor de Antonio Margarito.

El primero en entrar al cuadrilátero fue el retador, Miguel Cotto, quien caminó sereno hasta llegar a su rincón. Luego llegó el turno de Foreman, el campeón, quien también lucía muy sereno.

En el primer round, Cotto comenzó persiguiendo a su rival. Caminó siempre hacia la izquierda de Foreman, dominando el centro del ring con la mano derecha bien pegada a su cabeza y buscando con su jab penetrar la guardia para poder entrar en corto. El primero, fue un round de estudio para ambos.

En el aspecto físico, la diferencia de altura en favor de Foreman era evidente. A lo largo de la pelea, el boxeador de Israel -radicado en EE.UU- se concentró en utilizar el jab y el directo de izquierda para mantener alejado a Cotto.

A lo largo de la pelea, Cotto buscó acortar los espacios. Lució algo incómodo con el estilo de Foreman quien manejó el plan de pelea que debe utilizar un boxeador que es mucho más alto que su rival, es decir, apelar al jab y recto de izquierda boxeando siempre en larga distancia, utilizando el 1-2 sin entrar en la corta y con mucho movimiento hacia sus laterales. Le faltó agresividad en sus golpes, hecho que se evidencia en su record que indica que no es un boxeador con pegada.

En el cuarto round se vio lo mejor de Foreman con veloces golpes que superaron la escasa defensa de Miguel Cotto, sobre todo producto de su mano izquierda que mantenía muy baja. El nativo en Caguas no utilizaba un jab constante permitiéndole al israelí filtrar manos sólidas.

A partir del quinto, fue todo de Miguel Cotto. Comenzó a utilizar su mejor arma, los ganchos de izquierda, conectando buenos uppers y ganchos a las zonas bajas. En sus peleas frente a Antonio Margarito y Manny Pacquiao, careció del golpeo al cuerpo, sello característico en sus victorias de manual sobre Victoriano Sosa, Ricardo Torres, Carlos Quintana, y tantos otros. Es algo que se le venía reclamando y pareció revertir a partir de la incorporación del prestigioso Emanuel Steward en su rincón.

Pasando la mitad de la pelea, Cotto estaba arriba en las tarjetas.

Fue en el round siete donde Foreman se resbaló cayendo a la lona y resintiéndose de una lesión en su rodilla derecha. Desde ese momento, sus movimientos mermaron y su defensa desapareció. Cayó a la lona en dos oportunidades producto de su dolor. Todos los golpes lanzados por Miguel Cotto encontraron blanco en la humanidad del israelí. En el octavo, su rincón arrojó la toalla en señal de detención del combate, potestad que posee el árbitro, quien decidió no pararla para que continúen las acciones, a esa altura, sin mucho sentido. Desde la lesión en adelante, sólo nos queda el golpe que definió la pelea, un gancho de izquierda en la zona baja que fue perfectamente dibujado, golpe al que se le hizo mención en párrafos anteriores.

Miguel Cotto es el nuevo campeón mundial superwelter versión AMB. Tiene mucho por trabajar para mantenerse en esta división donde hay nombres grandes como Sergio Martinez –si es su voluntad mantenerse en esta categoría sería una pelea muy interesante-, Paul Williams, Alfredo Angulo, Kermit Cintron, Antonio Margarito y Vanes Martirosyan.

Ha tenido duras batallas a lo largo de su carrera que seguramente hayan mermado su físico, pero posee un talento indiscutible. Ha sido uno de los grandes abanderados del boxeo en estos últimos tiempos, siempre yendo hacia el frente, buscando la pelea o moviéndose y boxeando si la pelea lo ameritaba. El siempre dice, “la pelea hace al estilo”, y eso se ha notado en Cotto. Baja constantemente la izquierda y se filtran muchos golpes, seguramente algo que deba trabajar aunque haya sido una constante a lo largo de su carrera. Está en un peso que no puede dar ventajas en ese aspecto. Su físico no le permite estar a la altura de otros superwelter, pero tiene todo el talento y capacidad para decidir dónde se encuentra más cómodo. Pesó 153.5 libras. Resultará difícil volver a ver a Miguel Cotto en las 147 libras. Sólo él y su equipo serán los responsables de decidir en qué categoría seguirá su futuro. Sus fanáticos aguardarán su decisión.

KO12.com.ar®

[LEER ARTÍCULO COMPLETO]

Cotto destronó a Foreman

05 JUN 2010 - Slugfest Yankee Stadium - EEUU
Yuri Foreman vs. Miguel Ángel Cotto
WBA 154lbs - 12 asaltos

por Vicente Clemente (VIN)

En la pelea de fondo -a 12 rounds- y por el Título mundial superwelter (light middleweight) de la Asociación Mundial de Boxeo se enfrentaron Yuri Foreman 28-0 [8ko] (Campeón) 69.600kgs vs Miguel Angel Cotto 34-2 [27ko] 69,900kgs.

Referee: Arthur Mercante Jr.
Jurado: Steve Weisfeld, Don Ackerman y Tony Paolillo.

Análisis de la pelea:

1.- Round de estudio, sin búsqueda de complicaciones. Cotto sale a regular sus energías. Buen movimiento de piernas del boricua, económico. Yuri camina lateralmente, haciendo gran despliegue atlético. No hay achiques de distancia. Ambos están reacios a tomar cruces y cada uno avanza o retrocede sin comprometerse a tomar lucha franca. Cotto se ve mejor armado.

10x9 Cotto - 10x9 Cotto


2.- Buen ritmo de movimientos, pero demasiado contemplativos a la hora de subir la violencia. Para Cotto parece ser estratégico a largo trecho. Para el israelita la manera de ponerse en posición para lanzar voleas largas. Yuri es movedizo y circular. Cotto arremete lanzando jabs. Yuri pretende hacer valer el mayor alcance de brazos y sigue empeñado en pelear desde lejos. Cotto comienza a mechar algunos ganchos de su marca. Yuri se anima a combinar. Cotto quiere encontrarlo con los pies en línea. Sobre las cuerdas cambian a pedido de Cotto. No hay rispideces. Pero Cotto muestra mayor voluntad de arriesgarse.

10x9 Cotto - 20x18 Cotto


3.- Cotto se desplaza ocupando poco espacio de ring y Yuri le gira, toma el convite desde lejos. Ahora brevemente prima la distancia de Yuri. Cotto tiene que volear y Yuri se le escurre. Decae el de por sí escaso castigo y Yuri tiene que contestar con alguna iniciativa aislada para no quedar atrás en las cuentas. Lástima que Yuri no combine tanto desplazamiento con mayor pegada. Controla bien la distancia, pero no pega casi nada. El piso del ring esta empapado. A 23" el árbitro advierte algo a Yuri. Me parece otro round para Cotto.

10x9 Cotto - 30x27 Cotto


4.- La izquierda de Cotto llega en gancho. La derecha de Yuri voleada por fuera. Giros y saltos, achique del hebreo. Ahora Yuri golpea y se aparta. Gira. Corre. Está más activo. Cotto lo persigue y queda desairado. Saca ventajas Yuri por colocar alguna que otra mano. Bien Foreman este round pero se queda un segundo estático y recibe fuerte upper. Huye de la zona de fuego y Cotto se le ofrece para parar la carrera. Se resbala Yuri. A -30" Cotto lo toma con gancho y Yuri se ve forzado a ir a devolver. Es la única forma que tiene Cotto para hacerlo parar y obligarlo a la ofensiva. Round para Foreman.

10x9 Foreman - 39x37 Cotto


5.- La pelea se torna interesante. Cada round cuesta trabajo ganarlo. Hay pocos intercambios de valor de ambos lados. Mucho desplazamiento y solo algunas buenas manos al acercarse. Cotto es el más preciso. A esta altura todavía parece regular energías. Sigue insistiendo con el jab de apertura. Yuri sigue con el paseo por el ring. Muy breves escarceos. Al final, el gancho de derecha de Cotto parece mejor moneda de intercambio. Round para el boricua.

10x9 Cotto - 49x46 Cotto


6.- El Stadium Slugfest está animado por el aliento hacia ambos boxeadores. Yuri boxea desde lejos, paso adelante y atrás. Caminata lunar para Cotto que salta aisladamente al ataque. Siempre ofreciéndose el mismo perfil cada uno y la misma munición de intercambios: izquierdas de Cotto por voleados de derecha de Yuri terminan siendo los golpes más potentes. Cotto emplea mejor el jab. Se mueve tanto Foreman, que por ratos olvida sacar sus manos. Hay poquísimo contacto. Pero Cotto arroja en razón de 3x1.

10x9 Cotto - 59x55 Cotto


7.- Sigue lo mismo, Cotto va aumentando el volumen de jabs. A 45" hay un doloroso resbalón del hebreo que sale rengueando. Cotto sale decidido a aprovechar la merma de velocidad en el traslado del oponente. Ahora lo alcanza más neto y un instante después Yuri vuelve a patinar por la humedad del piso. Muy desafortunadamente, parece lesionado en su pierna izquierda. Acusa fuerte molestia. No hubo cuenta pero está sangrando por la nariz. Con la rodilla estropeada se expone a la mejor línea boxística de Cotto y empieza a pagar caro la torcedura. Se juega valientemente y pega algunas contras. A -45" del final equipara las acciones. Pero está tieso y expuesto. Cotto aprovecha la ocasión, pero teme gastar demasiado sus energías. Ya le ha sucedido otras veces y tiene dudas. Se calma, y luego va más despacio y más prudente. Yuri vuelve rengueando a su rincón. Da la impresión que esos dos terribles resbalones ya arruinaron el espectáculo. Saca dividendos el de Caguas.

10x9 Cotto - 69x64 Cotto


8.- Todo mojado el ring. Yuri ya no tiene piernas. Ahora Cotto parece el más huidizo. Regula sabiamente sus fuerzas y va al frente con jabs y estilo. En los escarceos saca ventajas claras por su mejor escuela. La gente lo anima para ir por todo. Yuri vuelve a moverse con dificultad. Cotto lo persigue sacando partido de esa minusvalía. Se vuelve despareja la pelea. En ese pasaje de transitoria adversidad, vuela una toalla que parte de la esquina de Foreman. El árbitro no entiende que haya motivo suficiente para parar la pelea y no tiene obligación de hacer caso a la renuncia de los rincones. Mercante jr. despeja la toalla fuera del ring y ordena seguir las acciones, todavía falta pelear 1 minuto de round.
Yuri no ha recibido ninguna golpiza pero ya quedó lejos en las tarjetas.

La pelea sigue, Yuri sigue en carrera. Pero Cotto hace lo que le conviene. Se brinda solo en la media distancia y después se le escabulle rápidamente. Así como está, Yuri no lo puede seguir. Parecen echadas las cartas de la pelea. Cotto controla fácilmente.

10x9 Cotto - 79x73 Cotto


9.- Cotto sale a llevarse todo a su terreno fácil: el de la media distancia, donde sus mejores movimientos de piernas van a acabar con este Yuri diezmado más temprano que tarde. A los 42" de comenzado el round, una buena izquierda al flanco derecho llega neta y finalmente voltea al israelita sobre su rodilla sana. Ahora Mercante piensa que el pleito no da para más, detiene las acciones y declara el nocaut técnico. Así acaba la faena. Yuri también acepta este final.

- - - - - - - - - - - -

No hay demasiado para celebrar de parte de Cotto que estará obligado a ofrecer a Foreman una revancha inmediata. Yuri tenía controlada la distancia y el ritmo de esta pelea, pero nunca encontró una vía para llegarle consistentemente a su rival. Cotto estuvo demasiado atado a su propio pasado reciente, de flaquezas energéticas a la hora del cierre de las peleas y nunca exhibió de aquella antigua espectacularidad mostrada en sus peleas con Abdullaev, Zab Judah, o más recientemente con Alfonso Gómez.

KO12.com.ar®

[LEER ARTÍCULO COMPLETO]

Empatan Sylvester y Karmazin

05 JUN 2010 - Jahnsportforum - Alemania
Sebastian Sylvester vs. Roman Karmazin
IBF 160lbs - 12 asaltos

por Manuel Blanco (Rapote)

En el Jahnsportforum de Neubrandenburg, Alemania, se enfrentaron el local Sebastian Sylvester 33-3 (16ko) ante el ruso Roman Karmazin 40-3-2 (26ko) por el título IBF de las 160 libras que expuso el primero.

A pesar de que el alemán hizo toda su campaña en esta división, es el ruso –que fue monarca IBF de la división inferior- quien le lleva 10cm de estatura.

De todas formas el ruso –de 37 años- pesó 71,50kgs ante los 72,30 que acusó el campeón –de 29 años- en la báscula.

La verdad es que no soy partidario de la interpretación de los himnos en un espectáculo deportivo… Pero la forma en que fueron ejecutados en este estadio por una orquesta de cuerdas –bajo un marco de respeto absoluto del público, que explotó jubiloso al concluír el alemán- fue verdaderamente un momento fantástico.

Análisis del pleito, asalto por asalto:

1º asalto:
El ruso salió a hacerse cargo de la ofensiva, trabajando muchísimo con su izquierda adelantada. Cada tanto combinó esta mano con alguna derecha, pero de momento sin consecuencias.

Sylvester estuvo muy contenido y soltó poco sus manos, dosificando quizás los envíos ante un rival veterano y con la cabeza puesta en una pelea de largo aliento.

SubTotal: 10-9 Karmazin


2º asalto:
Sylvester boxeó muy estático, con sus manos abroqueladas en defensa y soltando su izquierda en jab a cuentagotas. Sí se animó esta vez a combinar su derecha recta si lograba conectar la adelantada.

Karmazin repartió el castigo abajo, intentando abrir la defensa del local, y se mostró mas distendido boxeando en la media pero avanzando y lanzando siempre en mayor cantidad que el campeón.

La gente ovacionó muchísimo al local, festejando cada mano –aunque fuese débil, imperfecta, o quedara directamente en la guardia del rival- como si se tratase de un knock-down…

10-9 Karmazin | SubTotal: 20-18 Karmazin


3º asalto:
El ruso capitalizó su mejor alcance, y su mejor esgrima. Caminó hacia los lados cambiando justo de ritmo, encontrando la medida para que sus golpes llegaran a destino.

Sylvester pareció jugado a una combinación esporádica de “uno-dos” clásico que ni siquiera ejecutó bien, ya que “empujó” los golpes…

Pero en el estadio, todo festejo. Con la algarabía propia de quien no entiende realmente lo que está ocurriendo…

10-9 Karmazin | SubTotal: 30-27 Karmazin


4º asalto:
Arengado sin embargo por los aplausos y el aliento desmedido de su público, el local se animó más y logró conectar algunos buenos jabs, más sólidos que los que lanzara en los asaltos anteriores.

El ruso se prendió en algunos intercambios pero el campeón lució –por primera vez en pelea- más sólido esta vuelta.

10-9 Sylvester | SubTotal: 39-37 Karmazin


5º asalto:
Sylvester se mantuvo otra vez expectante para contragolpear ante un Karmazin que trabajó muy bien con su mano izquierda adelantada.

El local intentó quebrar esa distancia acercándose de cualquier forma, a puro empellón y hasta con codazos. En uno de estos arrestos ilegales, curiosamente el árbitro –como para terminar de confirmar el peso que tuvo la localía- le llamó la atención al ruso por… ¿utilizar el codo?

Tuvo luego algunos ataques más certeros Sylvester, en los que utilizó menos artimañas ilegales y logró conectar algunas derechas voleadas que hicieron que estallara en gritos todo el estado.

10-9 Sylvester | SubTotal: 48-47 Karmazin

6º asalto:
Hasta aquí, dos boxeadores con estilos y planes de pelea bien distintos. El ruso dedicado a boxear y prodigarse en la media y larga distancia, y el alemán abocado a un contragolpe capaz de capitalizar sus fuerzas y poner en la lona al retador.

Si bien ninguno pudo de momento establecer un dominio claro sobre el otro, el ruso con muy poco se llevaba la decisión…

10-9 Karmazin | SubTotal: 58-56 Karmazin


7º asalto:
El jab de Karmazin volvió a marcar el ritmo. Sylvester achicó con éxito, esta vez intentando primero el castigo a los flancos y a la zona baja para seguir con algunos uppercuts una vez lograda la corta. Y cuando no logró el achique de esta forma, volvió a recurrir a los empujones e incluso a los golpes en la nuca estando ya en clinch. Golpes por los que el árbitro le llamó la atención a… Karmazin.

10-9 Sylvester | SubTotal: 67-66 Karmazin


8º asalto:
El pleito se hizo monótono. Hasta el aplauso del público contribuyó –sin aristas ni variaciones rítmicas- a que todo pareciera una repetición constante de lo ya acontecido…

Karmazin siguió avanzando, cumpliendo con su rol de retador. Con efectividad pero sin efecto. En mi opinión sumando pequeños puntos ante la inacción –o acción errática- del campeón.

Las manos más “duras” -si se puede decir así- fueron del alemán. Pero tan pocas –y tan poco “duras”- que no alcanzaron para inclinar la balanza a su favor…

10-9 Karmazin | SubTotal: 77-75 Karmazin


9º asalto:
Sylvester redujo sus chances prácticamente a un solo recurso: el uppercut una vez lograda la corta distancia. Y lo ejecutó en más de una ocasión con éxito. Pero nunca tuvo consecuencias, al punto de que hasta pareció que Karmazin fue dejando vía abierta para ese envío.

El ruso contrarrestó también con golpes de poca potencia. Pero de buena factura, considerable puntería y suficiente cantidad como para sumar otra vuelta para su contabilidad…

10-9 Karmazin | SubTotal: 87-84 Karmazin


10º asalto:
Ninguno de los dos intentó acelerar el ritmo, cambiar de estrategia ni precipitar las acciones. Supongo que ambos confiaban en una victoria en las tarjetas. El ruso porque sabía que había pegado mucho más, que había sostenido la ofensiva. El alemán porque –con la música de fondo de los vítores incesantes de sus paisanos- también se sentía ganador.

Pero una derecha de Sylvester a poco de comenzado el asalto pareció romper la monotonía, llevando más pólvora que ninguna mano de las vistas de momento en el pleito.

Eso animó al campeón a insistir con esa mano, combinándola exitosamente en uno-dos “de libro” en al menos 4 ocasiones. Suficientes como para adjudicarse claramente la vuelta.

10-9 Sylvester | SubTotal: 96-94 Karmazin


11º asalto:
Karmazin regresó al combate con el ojo izquierdo visiblemente cerrado por las derechas mencionadas de la vuelta anterior. Y Sylvester –cada vez más alentado por su público- atacó con mayor vehemencia, ayudado también por la escasa visión del ruso que dejó filtrar como nunca las derechas del alemán.

Sin embargo el ruso aguantó a pie firme y contragolpeó como siempre, sólo que esta vez sí se notó e hizo evidente una diferencia entre el poder del campeón y el suyo.

10-9 Sylvester | SubTotal: 105-104 Karmazin


12º asalto:
Los golpes en la nuca y los uppercuts que lanzó Sylvester en cada clinch no tienen explicación en una pelea de campeonato mundial. Sobre todo porque el llamado de atención siempre fue para el ruso, por “amarrar”…

Karmazin salió a jugarse como quien sabe que tiene la pelea perdida. Tuvo que sostener los empellones y cabezazos del campeón y las llamadas de atención –fueron 4 en total, todas injustificadas- del árbitro.

El campeón fue eso, todo empuje como un luchador de sumo. No hubo claridad alguna en su accionar. En el desorden los únicos golpes claros –repito e insisto, sin poder ni consecuencias- fueron del retador, resuelto a vender cara su derrota.

10-9 Karmazin | TOTAL: 115-113 Karmazin


La etrega y lectura de tarjetas se demoró una eternidad. Aquél marco respetuoso -del que hablé en un principio cuando mencioné la ejecución de las canciones patrias- se vió lamentablemente empañado durante la espera por un bochornoso episodio de pujas y forcejeos en el ringside, protagonizado por algunos fanáticos evidentemente alterados.

El estadio proclamaba con cánticos y aplausos a Sylvester mientras que él mismo les pedía calma y hacía gestos señalando que la decisión estaba pareja...

Finalmente los jueces vieron y fallaron de esta forma: 117-111 para Karmazin, 118-111 para Sylvester y el restante un empate en 114, concluyendo con el pleito con desenlace nulo en fallo dividido…

- - - - - - - - - - - -

La pelea resultó intensa pero, al no poder ninguno imponer verdaderas ventajas de poder sobre el otro, se fue tornando monótona y el interés estribo -ya durante el propio pleito- en saber cómo iban a resolver los jueces tal intríngulis de apreciación a la hora de fallar que en otra posibilidad de desenlace.

Karmazin hizo todo bien y fue quien se prodigó, cumpliendo como dije con su rol de retador. Le faltó pimienta y, entre otras cosas, se vió desbordado por acciones que rayaron la ilegalidad y lo perjudicaron. Basta con apreciar que la cantidad de uppercuts que tiró y conectó Sylvester mientras estaban en clinch y el árbitro solicitaba la detención de acciones. Además, era el propio ruso el que terminaba recibiendo el reproche arbitral...

Sylvester no pudo resolver el plan de pelea del ruso. Se mantuvo con guardia muy cerrada, casi arrastrando los pies hacia un rival que le giró mientras tuvo aire. Apenas insinuó algunos arrebatos ofensivos que no llegaron -a pesar de que logró en el segmento final cerrarle un ojo- a inquietar a la esquina retadora.

No soportó tal vez la presión del público y la localía terminó -sobre el ring y no sobre el resultado "entregado" por los jueces- jugándole una mala pasada.

El alemán tiene un boxeo discreto, de recursos más cercanos a los de un aficionado que a los de un campeón profesional como en realidad es. Considero que lejos del amparo que obtiene siempre peleando en su patio la puede pasar muy mal de este lado del charco por ejemplo, donde no le permitirían todos sus golpes en la nuca, empujones, cabezazos y empellones.

Entiendo que se impone una revancha. Espero no se haga en Alemania.

KO12.com.ar®

[LEER ARTÍCULO COMPLETO]