Pascal, Hopkins y un Empate vibrante

18 DIC 2010 – Pepsi Coliseum, Canadá
Jean Pascal vs. Bernard Hopkins
WBC 175lbs – 12 asaltos

por Manuel Blanco (Rapote)

En el Pepsi Coliseum de Quèbec, Canadá, se enfrentaron el local Jean Pascal 26-1 (16ko) ante el legendario –y veterano- Bernard “The Executioner” Hopkins 51-5-2 (32ko) por el WBC de las 175 libras que expuso el primero.

Con una presentación bilingüe (inglés-francés) Jimmy Lennon Jr. anunció al retador Bernard Hopkins, que ingresó –en medio de abucheos y vistiendo su tradicional máscara de verdugo- al son de “MyWay” (“A mi manera”) hasta su esquina azul.

Luego, y ante una ensordecedora multitud que lo alentó y vivó, bajó el haitiano (afincado en Quèbec y nacionalizado canadiense) Jean Pascal en un espectacular marco multicolor, con juego de luces y fuegos de artificio (al ritmo de un tema musical ”marchoso-rapero” que este cronista, sabrán disculpar, desconoce absolutamente).

Ambos de guardia diestra, 45 años el retador de 6’1” de estatura, 28 el campeón con 5’10½”…

Arbitró el local Michel Griffin.

El análisis del pleito, asalto por asalto…

1º Asalto:
Se alternaron enseguida el control del centro del ring, tentando tibiamente con el jab…

Pascal se acercó pero Hopkins lo tomó fuera de balance con una derecha. Increíblemente lució más veloz el veterano en el primer segmento del asalto.

Lo puso en aprietos Hopkins combinando el castigo de 3 o 4 manos arriba y abajo, acción que Pascal atinó a resolver voleando la derecha en gancho.

Finalizando el asalto, y en un contragolpe de los mencionados, Pascal tomó a Hopkins con una derecha voleada sobre su parietal izquierdo y lo puso en la lona. No estaba sentido el veterano, que se quejó airadamente de la cuenta porque consideró que el golpe había sido en la nuca…

SubTotal: 10-8 Pascal

2º Asalto:
Pascal, más distendido, se soltó en ataque lanzando más golpes y saliendo a los lados de Hopkins, al que le cedió el centro del ring para actuar de contragolpe.

Hopkins lució en control hasta tanto alguna derecha de Pascal se materializó…

Mucho más duros los golpes del haitiano, que fue perdiéndole poco a poco el respeto a “La leyenda”

10-9 Pascal | SubTotal: 20-17 Pascal

3º Asalto:
Hopkins trató de poner paños fríos sobre el desarrollo a fuerza de jabs…

Pero la forma poco ortodoxa de acortar de Pascal, casi a la carrera para irrumpir con manos a fondo a la zona alta, le trajo grandes complicaciones.

Faltando 1:10 Pascal metió dos buenos ganchos arriba que detuvieron bastante a Hopkins.

Y faltando 0:30 volvió a arremeter el haitiano conectando esas manos furibundas arriba que volvieron a poner a Hopkins en la lona.

No estaba sentido Hopkins, pero los dos ganchos existieron, uno de izquierda y otro de derecha, arriba ambos…

Hopkins continuó golpeando bastante después de la campana…

10-8 Pascal | SubTotal: 30-25 Pascal

4º Asalto:
Quedó claro que aquella velocidad inicial de Hopkins obedeció a que Pascal estuvo ’atado’ y quizás intimidado por el palmarés y el nombre de Hopkins. Tan claro como que ya no lo estaba…

Hopkins trató de descifrar y contener esos arrestos de corredor de 100mts llanos combinado con boxeador… Y pareció lograrlo de momento…

Pero faltando 17 segundos Pascal lo volvió a tomar derribándolo con un golpe –afortunadamente- imperfecto sobre la nuca…

La forma ampulosa de girar de Hopkins ante los arrestos ofensivos es la que lo posicionó muy de costado en ambas caídas y en esta acción también.

10-9 Hopkins | SubTotal: 39-35 Pascal

5º Asalto:
Hopkins salió enfocado, decidido, concentrado. Metió golpes sólidos. Primero arriba, luego abajo…

Pero la mandíbula de Pascal pasó la prueba.

Faltando un minuto Pascal retomó la contra-ofensiva con esos arrebatos seguidos de una derecha arriba. La mano más poderosa, aunque de momento no lograba marcar diferencias…

10-9 Hopkins | SubTotal: 48-45 Pascal Hop??

6º Asalto:
Hopkins vía jab, Pascal vía derecha voleada… El duelo quedó plantado.

Pascal comenzó a ensayar peligrosos uppercuts que de momento y para suerte de Hopkins fueron quedando dibujados ampulosamente en el aire.

Al jab Hopkins le sumó un gancho de izquierda arriba, como latigueando con la misma mano.

Hopkins, conocedor de su situación matemática, intentó darle caza mientras que Pascal intentó operar siempre de contragolpe.

Pero las piernas del haitiano resultaron muy rápidas para las del veterano…

10-9 Hopkins | SubTotal: 57-55 Pascal

7º Asalto:
Hopkins trató abrir el camino talando el árbol desde abajo, buscando la llave en el castigo a la zona hepática…

Pascal pareció resignado a dejar pasar estos asaltos, con las tarjetas en la cabeza, como especulando con el cansancio del veterano para los asaltos posteriores.

Pero mientras tanto, Hopkins achicó distancias numéricas…

10-9 Hopkins | SubTotal: 66-65 Pascal

8º Asalto:
Hopkins abrió rápidamente con un muy buen uno-dos sobre el rostro de Pascal.

Con Hopkins en control, Pascal intentó cruzarlo. El veterano no rehuyó el cruce y, al cambiar manos –él metió una derecha plena al rostro- y recibir una buena izquierda del campeón, hizo morisquetas que pusieron furioso de momento al monarca WBC…

Hopkins especuló con golpear, acortar, armar el clinch y cargar y/o palanquear sobre el cuerpo de Pascal.

Pascal por su parte, con pegar más allá del sonido de la campana…

10-9 Pascal | SubTotal: 76-74 Pascal

9º Asalto:
Hopkins lució aeróbicamente entero, despejando cualquier duda sobre su condición física.

Se mantuvo en control de la acción y castigó a Pascal hasta que cometió el descuido de cambiar en el último minuto.

Metió excelentes manos, y muy efectivas… Pero recibió algunas muy duras, que seguramente –y a pesar de llevarse la vuelta- hicieron mayor daño en su humanidad que las que el pegó en la humanidad del campeón.

10-9 Hopkins | SubTotal: 85-84 Pascal

10º Asalto:
Hopkins afinó el jab. Y mejor que eso, precisó el anticipo ante el avance de Pascal.

Así lo tuvo a raya y en la distancia que más le convino.

Pero Pascal derribó el castillo de naipes en los últimos 40 segundos avanzando arrolladoramente y tirando bombazos a fondo.

Asalto –como muchos otros- muy difícil de adjudicar…

10-9 Hopkins | SubTotal: 94-94 Empate

11º Asalto:
Hopkins lució más rápido y más entero comenzando el ”segmento de campeonato” que suponen los últimos dos asaltos.

La labor y el accionar de Pascal se fueron desdibujando con el correr de los rounds. Hasta su velocidad mermó, seguramente producto del castigo que el veterano le administró a la zona hepática…

Sobre el final del asalto Pascal conectó tres uppercuts seguidos en el infight. Imperfectos, sin poder…

10-9 Hopkins | SubTotal: 104-103 Hopkins

12º Asalto:
Los dos se sintieron en la necesidad de hacerse con este asalto, conociendo lo cerrada que podría estar la decisión.

Hopkins salió con todo, a amedrentarlo, a llevárselo por delante…

La pelea se hizo lucha, empujón, maraña… Y en medio de ella Hopkins dominó con algunos ganchos bien conectados los primeros dos minutos del capítulo final.

Pero Pascal metió las manos más duras en el último minuto, más aún en los últimos 10 segundos… Y si Hopkins aguantó y quedó de pie fue porque ya había atravesado el umbral máximo del dolor y el sufrimiento.

Pero por más que hizo payasadas en pos de expresar que no sintió las manos, las manos existieron y le dieron –por mínima luz- el último asalto al campeón.

Hopkins escuchó la campana y alzó las manos en señal de victoria. Pascal, se dirigió a su esquina contrariado con su actuación…

10-9 Pascal | FINAL: 113-113 Empate

Los jueces fallaron de la siguiente manera (en orden de lectura de las tarjetas):114-112 para Hopkins, empate 113-113 y empate 114-114 estableciéndose el fallo oficial como “Empate en Decisión Mayoritaria” Empate en Fallo Dividido).

- - - - - - - - - - - -

Hopkins quedó muy contrariado con el fallo y se quejó airadamente, hasta con declaraciones poco felices y cuasi-xenófobas pero lo cierto es que resulta muy difícil remontar dos knock-downs en contra, sostener el vigor del Nº1 de la división, y pretender además llevarse una decisión que despoje del título mundial al dueño de casa...

La pelea fue cerrada, cerradísima. Y algunos asaltos resultaron muy (pero muy) difíciles de contabilizar. Podría variar en cualquier cosa entre 114-112 para uno u otro o, justmente, un empate clavado en 113 puntos...

Lo del veterano es admirable. Próximo a cumplir 46 años brindar esa exhibición de boxeo y esa demostración de condición física y aeróbica no puede generar más que halagos.

Y hubiera sido histórico de haberse coronado porque hubiera sido el más viejo de todos los tiempos en conseguirlo...

Pero lo potencial poco importa a lo real...

Y lo real es lo expuesto, forzó un empate en 12 vueltas ante un Top-10 indiscutido, ante el mejor de los semicompletos, ante un púgil 18 años más joven (podría ser su hijo, sí).

Yendo hacia la otra esquina creo que a Pascal le faltó convicción. Para soltarse al ataque y capitalizar esa derecha temible a riesgo de recibir en esa mandíbula granítica.

Creo que no sólo convicción sino también condición atlética para sostener 12 vueltas a ritmo de campeonato... Hopkins, 18 años más viejo, demostró mejor estado.

La revancha, esta a la vuelta de la esquina señores...

KO12.com.ar®

[LEER ARTÍCULO COMPLETO]

El Capitán Huck "metió el garfio"

18-DIC-2010 - Max Schmeling Halle, Alemania
Marco Huck vs. Denis Lebedev
WBO 200lbs - 12 asaltos

por Manuel Blanco (Rapote)

En el Max Schmeling Halle de Prenzlauer Berg (Berlín) Alemania, se enfrentaron el local Marco "Käpt'n" Huck 30-1 (23ko) y el ruso Denis Lebedev 21-0 (16ko) a 12 asaltos y por el WBO de las 200 libras que expuso el primero.

Para el serbio -nacionalizado alemán- "Capitán Garfio" (tal la traducción por la fonética de su apodo combinado con su ahora acortado apellido), de 6'1½" de estatura y guardia diestra, significó la 5ª exposición de su título mundial crucero.

Para el retador invicto Denis Lebedev, de 5'11" de estatura y guardia zurda, su primera chance mundialista. Recordemos que Lebedev era un ascendente semicompleto que, luego de 4 años de inactividad (Set '04 a Jul '08), retomó el boxeo ya como peso crucero.

El análisis del pleito, asalto por asalto...

1º Asalto:
Lo señalado en la previa sobre las diferencias de envergadura, a pesar de estar en el mismo peso la mañana anterior a la pelea, quedó a la vista en los primeros escarceos: Estábamos viendo a un crucero ante un semipesado…

El ruso asumió la ofensiva y puso en retroceso al alemán con el jab y recto de mano derecha, insinuando la suelta de su mano atrasada.

Las acciones fueron esporádicas, pero las veces que Lebedev ensayó el uno-dos, lo conectó con bastante éxito.

SubTotal: 10-9 Lebedev

2º Asalto:
El retador continuó su trabajo, quizás con mayor displicencia y menor cuidado, hasta que una derecha del campeón hizo aflojar momentáneamente las rodillas del ruso.

Huck se mantuvo expectante, como para continuar actuando de contra.

Lebedev caminó mejor que Huck pero estuvo menos activo en el golpeo, al tiempo que el local se puso más atento en los anticipos y logró otra buena derecha a fondo que hizo tronar al estadio en acción más efectista que efectiva.

10-9 Huck | SubTotal: 19-19 Empate

3º Asalto:
Huck respondió con furia los primeros lanzamientos de Lebedev, pero quedó ‘en el aire’ -en una acción que su público festejó de todas formas- a sabiendas que estos vítores y arengas operarían positivamente sobre la visión de los jueces.

Huck quiso terminar el asalto soltando dos derechas largas sin la izquierda de apertura, pero Lebedev las esquivó y respondió con sendas izquierdas voleadas.

Un asalto de mucha parafernalia de Huck con poco efecto real pero que le resultó ventajoso por la comparación con la economía de envíos por parte del ruso.

10-9 Huck | SubTotal: 29-28 Huck

4º Asalto:
El ruso salió decidido a trabajar mucho más desde el comienzo, y lo hizo a fuerza de una mayor cantidad de lanzamientos, combinando el castigo a la zona baja.

Huck tuvo un buen pasaje al principio del último minuto cuando hizo marrar a Lebedev y lo puso en aparatoso retroceso.

Lebedev estuvo al frente pero sin llevar peligro, al punto que ’por lo tibio’, en el citado último minuto el campeón se llevó el punto…

10-9 Huck | SubTotal: 39-37 Huck

5º Asalto:
Lebedev fue más efectivo y preciso en sus lanzamientos, quizás sin hacer mella evidente en Huck, pero de matemáticas ineludibles. Además de sostener siempre la ofensiva y proponer el combate.

Huck, como si se tratase de una estrategia predeterminada, aceleró en el último tercio del capítulo…

Sobre la campana y en una acción confusa Lebedev resbaló y el estadio todo estalló en un festejo.

El referee se encargó de avisar a los tres jueces que no fue caída…

10-9 Lebedev | SubTotal: 48-47 Huck

6º Asalto:
Huck fue solo alguna derecha aislada -conectadas a la zona alta y en forma clara, es cierto- pero muy pobre lo del campeón…

Lebedev se puso el overol, conectando a 3x1, lanzando a 6x1…

Faltando un minuto ya no le sirvió su estrategia a Huck porque Lebedev hilvanó sus mejores combinaciones en lo que iba de pleito, haciendo lucir muy mal -desde lo técnico, no tanto desde lo físico- al local…

10-9 Lebedev | SubTotal: 57-57 Empate

7º Asalto:
Lebedev continuó avanzando, más rápido, caminando mejor, cercando los espacios, soltando el jab arriba y la izquierda en gancho abajo, que entró con mucha facilidad en este asalto.

Estos golpes al cuerpo hicieron disminuir visiblemente la movilidad de Huck, que ofreció un blanco más fijo y permitió al ruso adjudicarse claramente la vuelta.

10-9 Lebedev | SubTotal: 67-66 Lebedev

8º Asalto:
El ruso no soltó el pie del acelerador mientras que Huck apeló a alguna contra aislada, como quien pretende definir el trámite con una sola mano…

Lebedev lo conectó y, cuando Huck lo puso en encerronas para soltar esas manos salvadoras, salió a los lados con solvencia o hizo cintura justo a tiempo.

Huck respiró por la boca, visiblemente cansado…

El referee le llamó la atención por segunda vez al ruso –lo había hecho un par de asaltos atrás- por golpes bajos de manera (en ambos apercibimientos) un tanto exagerada, amenazándolo con un descuento y poniendo al público a gritar como si estuviera ante un boxeador sucio y de malas mañas…

10-9 Lebedev | SubTotal: 77-75 Lebedev

9º Asalto:
A estas alturas la mayor movilidad, precisión y rapidez de Lebedev se plasmaron en la impotencia de Huck, al que su público le festejó hasta las manos erradas…

Sumando con sus toques, aunque sin poner en peligro la vertical del físicamente poderosísimo Huck, Lebedev sumó otro punto para sus aspiraciones mundialistas.

10-9 Lebedev | SubTotal: 87-84 Lebedev

10º Asalto:
Huck, obligado, intentó acelerar y atacar más. Pero sus envíos no fueron claros, y Lebedev coronó cada uno de ellos con un jab después de esquivarlos o pararlos…

Un Huck sin ideas, sin resto aeróbico, que apenas conectó una derecha faltando 17 segundos para que su público –evidente e inequívocamente- desconocedor de boxeo gritara como enajenado…

10-9 10-9 Lebedev | SubTotal: 97-93 Lebedev

11º Asalto:
Lebedev continuó atacando, y hasta logró conmover –por primera vez- a Huck con una izquierda plena sobre el rostro.

Luego de un clinch en que el ruso levantó ‘feo’ la cabeza, Huck lo persiguió ofuscado y le clavó una buena derecha a la zona alta.

Pero Lebedev continuó en control, conectó otra mano -una derecha arriba neta- muy fuerte y ganó, también claramente, este asalto.

10-9 Lebedev | SubTotal: 107-102 Lebedev

12º Asalto:
Huck debió buscar el KO como único camino, pero le cedió la iniciativa a Lebedev tal y como hizo en todo el combate.

Y el ruso, con la pelea ganada en las tarjetas, continuó haciendo lo que mejores resultados le dio: atacar y lanzar en cantidad.

Por el trámite y estado del pelito, resultó llamativa la inacción del campeón durante el último minuto… Casi insultante a su condición de monarca…

Mucho menos digno cuando se soltó a correr con el brazo victorioso en alto ni bien sonó el campanazo final…

10-9 Lebedev | FINAL: 117-111 Lebedev


Los jueces fallaron 115-113 para Huck, 116-112 para Lebedev y el restante selló el acto de piratería con 115-113 para Huck…

- - - - - - - - - - - -

La pelea fue interesante, y debería haber -y estar- escribiendo yo ahora mismo sobre la excelente coronación de un nuevo monarca de nombre Denis Lebedev.

Porque el ruso hizo todo bien. Pero tal parece el resultado estaba sellado y sólo por la vía rápida se lo podría derrotar a Huck esta noche en el Max Schmelling Hall...

Al punto que con sólo terminar de pie el alemán no tuvo pudor alguno en alzar su puño victorioso...

Siempre se habló de "plazas difíciles" para vencer de visitante... Y hace algunos años el epítome de esta definición resultaba Corea del Sur.

A la vista de todos los últimos resultados que se dan en Alemania me atrevo a decir sin ningún riesgo de equivocación que Alemania es la plaza más difícil de todas.

Al punto de pensar que si el WBC emplaza a Sergio "Maravilla" Martínez a regularizar su condición de monarca dándole la chance al campeón interino de su misma división, Sebastián Zbik y estos pelean en Alemania y -por alguna casualidad del destino o porque este último resulte de una mandíbula de titanio- Zbik termina de pie le dan la victoria. Aunque sea 120-108 para Martínez en cualquier lugar del mundo...

Tan alevosos, tan pornográficos me parecen los fallos que se dan en tierras teutonas...

Decía yo que debería haber escrito sobre la encomiable labor del retador tomando por asalto el título... Pero el fallo artero, EL ROBO (con mayúsculas, sí) terminó por imponerse y desvirtuarlo todo.

Se acerca fin de año y uno piensa en "El Mejor KO", "La Mejor Pelea", etc. etc... Pues a pesar de todos los robos que vimos -y sufrimos también- en este 2010 creo que este, por la diferencia de puntos abultada y hasta obscena, es sin lugar a dudas "El Robo del Año"...

KO12.com.ar®

[LEER ARTÍCULO COMPLETO]

Khan superó con lo justo a Maidana

11 DIC 2010 – Mandalay Bay, EEUU
Amir Khan vs. Marcos Maidana
WBA 140lbs – 12 asaltos

por Diego Piedrabuena (Dai)

Llega, por fin, una de las peleas más esperadas de los últimos tiempos, encuadrada en las 140 lbs., con el título WBA en juego. El Campeón titular, el inglés descendiente de pakistaníes Amir “King” Khan 23-1 (17ko); y el Campeón interino, el santafesino Marcos René “El Chino” Maidana 29-1 (27ko).

¿Qué representa esta pelea? Muchas cosas… desde el obvio choque de estilos, con un estilista como Khan, con buenos desplazamientos, velocidad, con una gran forma de caminar el ring, medalla de plata en Atenas 2004 con solo 17 años, manos picantes, con alguna que otra deuda en el encaje y con un tremendo marketing detrás, contra el rústico Maidana, que tira golpes muy abiertos, que a veces le cuesta mantener la distancia, con una caminar plano y frontal, pero con un buen encaje, y lo más importante, dos manos de granito, con 27 fuera de combate en 30 peleas, sin ningún marketing detrás, más que el de sus puños y sueños de un hombre de campo, oriundo de la pequeña localidad santafesina de Margarita, al norte de la provincia.

Ambos usarán guantes Everlast, pero Maidana portará el modelo nuevo hecho en México, más suaves y finos en la parte delantera, similares a los míticos Cleto Reyes, mientras que Khan usará los Everlast clásicos, confeccionados en India. Maidana dio un peso de 139 libras –ya un par de días antes del pesaje estaba prácticamente en peso-, y Khan 140 lbs., límite de la categoría.

La pelea...

1º round:
Maidana, ya partiendo impetuoso, no saluda a Khan al comienzo. Como se preveía, el británico plantea la pelea larga, a ritmo de jab, con el chino tratando de meterse entre las combinaciones, y sorprende promediando el asalto con una de sus típicas derechas boleadas, pero bien absorvida, comenzando a poner a prueba la quijada del campeón. Faltando 30 segundos para finalizar una vuelta pareja, Khan cierra una combinación a la zona baja con un exquisito gancho al hígado, el santafesino se derrumba con una terrible mueca de dolor, y demostrando que a veces parece de acero, se levanta. Muy pocos hombre se pueden levantar luego un golpe así, y estamos en presencia de uno. Campea cómo puede los últimos segundos de la vuelta.

10-8 Khan

2º round:
Con Maidana recuperándose de la caída, avanza, pero frontal y lentamente, justo lo que necesita un hombre cómo Kahn para lucirse. Marca con el jab, combina de a 3 o 4 golpes, se mueve, camina, y no se olvida, por lo acontecido en la vuelta anterior, de las zonas bajas. La diferencia de velocidad es muy apreciable, y propina mucho castigo –que se aprecia no muy potente- pero que le da una clara ventaja.

10-9 Khan

3º round:
En el primer minuto del round, Maidana logra conectar una derecha, lo que hace retroceder marcadamente a Khan, deja de bailar, ni siquiera saca mucho el jab: solo retrocede y traba la lucha, amarrando y bajando la cabeza del chino, que sorprendentemente es advertido por Joe Cortez porque pega, cuando es quién recibe las infracciones. El chino se empieza a soltar, y se lo ve mucho más recuperado, quedándose con la vuelta.

10-9 Maidana

4º round:
El round empieza cómo el anterior, pero con la diferencia que Khan sí saca el jab, y combina llegando varias veces sobre Maidana, que no deja de avanzar y tirar con puntería muy dispar. Faltando un minuto para el final de la vuelta, en el infighting, el chino conecta 3 uppercut seguidos, lo que hace que Khan vuelva a cerrarse y retroceder, sin sacar manos, salvo una tibia combinación al final del asalto, pero que no le alcanza.

10-9 Maidana

5º round:
El británico llega más, pero la potencia está del lado del hombre de Margarita. De todas formas, la mayor combinación y cantidad hace que el asalto sea de Khan, el chino avanza y avanza, cuando quizás lo conveniente sería serenarse, pero pedirle esto es pedirle que no sea él. A los 2 minutos del asalto, el arbitro Joe Cortez le descuenta un punto a Maidana, y no me termino de quedar claro si era por un codo o por no obedecer la orden de break, lo que realmente asombra dada la cantidad de infracciones que cometió Khan a esta altura –meter la cabeza, bajarle la cabeza a Maidana, agarrar y pegar, etc.- y que no fueron prácticamente advertidas por Cortez.

10-9 Kahn

6º round:
Continúa la tónica de la noche: Kahn retrocede usando su jab, Maidana avanza casi a lo toro. Con este contexto, Khan siente un cross del chino, que lo hace sonreir y levantar los brazos, queriendo demostrar que no sintió las manos, cuando se nota que sucedió exactamente lo contrario. Y es por estas manos aisladas que al británico le cuesta mantener el plan de pelea, pero Maidana, fiel a su estilo áspero, lineal, no se detiene a pensar, avanza muy desordenadamente, y no puede poner manos plenas al no encontrar el hueco, por más que la vuelta sea suya.

10-9 Maidana

7º round:
Maidana, cómo a lo largo de la noche, logra conectar uppercuts dispersos, gracias a que Khan sigue retrocediendo. Este trata de combinar, pero aisladamente y sin potencia. Y uno, cómo cronista pero cómo persona que vio a Maidana desde su mismo debut, lamenta que no pueda serenarse para ajustar los envíos, en vez de tirar tanto al bulto, pero muy cerrado, que ofrece cómo blanco la humanidad del inglés.

10-9 Maidana

8º round:
Maidana se queda, casi no saca manos, avanza cómo frustrado, quizás por la búsqueda constante de esa mano noqueadora que no llega, ya que físicamente parece estar entero. Y al no tirar, Kahn mantiene la distancia y se luce con combinaciones débiles, pero vistosas y en cantidad, que le dan claramente la vuelta.

10-9 Khan

9º round:
Todo continúa cómo el asalto anterior, el chino tímidamente saca algunas manos, pero la proporción de manos es 3 a 1 a favor de Kahn, que combina y hace valer su mayor velocidad.

10-9 Khan

10º round:
Al minuto del asalto, Maidana conecta un cross de derecha que fue la mano más clara de la noche, que hace flamear al británico, que sin dudas pasó los peores dos minutos de su vida en un ring de boxeo, y realmente despeja las dudas que había sobre su mandíbula, ya que el castigo que recibió fue tremendo, brutal. Maidana le tiró con todo, fiel a su desorden característico, sin parar ni detenerse a pensar u observar para tratar de filtrar alguna mano: lo suyo es la demolición, lisa y llana. Increíblemente Khan no cae, y es ayudado por las continuas interrupciones de Cortez, que ni siquiera lo advierte cuando da la espalda casi corriendo hacia atrás. Llega muy maltrecho, con hemorragia nasal incluida, al final del asalto.

10-9 Maidana

11º round:
Con un comienzo tímido, recuperándose de la tormenta, Khan vuelve a combinar. Lo hace cada vez más claramente, pero el chino llega y hace sentir su potencia, en su afán de avanzar recibe mucho castigo “suma puntos” que no lastima, pero en el último minuto a fuerza de coraje, arrojo y corazón empareja la vuelta, con la receta de encimar y pegar. El asalto más parejo de todos.

10-10

12º round:
Comienza con el clásico saludo del principio del fin del combate entre los pugilistas. Khan sabe que los puntos del jurado lo van favorecer, por ende rehúsa el choque franco, y Maidana sabe que con él sucede lo contrario, y trata de llevárselo más puesto que nunca en toda la noche. El británico abraza y retrocede, recién combina al final del combate, para dar la impresión de que algo hizo, pero fue lo único de todo el asalto.

10-9 Maidana

A Maidana se le descuenta 1 punto por infracción en el 5º asalto.

Mi tarjeta: 114-113 Khan

- - - - - - - - - - - -

Dos jueces dieron 114-111 y el restante 113-112, coincidiendo con mi diferencia de un punto.

Los lineamientos generales del combate se dieron cómo se esperaban, con Khan tratando de mantener la distancia, vía su mejor línea, y Maidana encimando para hacer sentir su mayor potencia. Este aguantó, de forma increíble, un gancho al hígado en el primer round, y no solo eso, si no que levantó la pelea a fuerza de coraje. Khan impuso su velocidad y categoría, en incluso despejó las dudas sobre su mandíbula en el espectacular 10º asalto, donde la paso muy pero muy mal, y abusando de infracciones que nunca fueron advertidas por Cortez, que incluso le descontó un punto a Maidana en el asalto nº 5 que fue determinante. Khan se confirmó cómo campeón, pero también quedó claro que le falta para ser el habilidoso que vía Marketing quieren vender.

Tengo la sensación de que al chino se le escapó, pero a la vez me pregunto si pedirle serenidad y templanza no es contradictorio con toda su carrera, y si puede que logre esos atributos a esta altura de su vida deportiva. ¿Es posible? Creo que no, pero si lo lograra, sumando algo de técnica a su natural potencial, sería un hombre mucho más peligroso de lo que por si es. De todas formas, las puertas de los EEUU para él están muy abiertas: el boxeo tiene mucho de show, y con el chino esto esta más que asegurado

KO12.com.ar®

[LEER ARTÍCULO COMPLETO]

Donaire pulverizó a Sydorenko

04 DIC 2010 – Honda Center, EEUU
Nonito Donaire vs. Volodymyr Sydorenko
118lbs – 12 asaltos

por Vicente Clemente (VIN)

Como otro grato regalo de fiestas, para sumarse a la copiosa lista de los buenos recuerdos pugilísticos que se acuñaron en este año 2010, llegó y de parabienes, la esperada presentación de Nonito Donaire Jr., El flash filipino (24-16-1-0), en la divisional Gallo (batamweight : 118 lbs/54kgs) y por el título Continental Americano del CMB (WBC) categoría Gallo vacante.

Lo que venía promocionándose como El (temible) desembarco del asiático en suelo de la más histórica de las categorías menores y que se presumía como una de las ofertas más atrayentes que le quedaban a la canasta anual, vino a confirmar todas las emociones que prometía y a estar la altura del calibre de apuesta plen, que jugaban en el Team D.

El “numero” se acomodó como preliminar a la cartelera central de la pelea de Humberto Soto vs Umberto Antillón del pasado 4 de diciembre (ver columna de KO12) y el escenario elegido, fue uno de los mejores recintos polideportivos del planeta, el Honda Center, más conocido como Arrowhead Pond (costo de construcción U$D123 millones en 1992, del que Honda pagó U$D60 millones por la concesión de 15 años, y que es propiedad de la ciudad de Anaheim-Orange-Ca. Tiene un diseño alucinante y una capacidad para alojar 18.900 almas sentadas con escenarios centrales como los del boxeo. Con 4.500 plazas de estacionamientos para vehículos, suites, clubes privados, lujo y confort con más de 18.000 M2 de paredes de mármol.)

Del otro lado de las expectativas, se encontraba el ucraniano de Kiev Volodymir Sydorenko (21-7-2-2), una de las estrellas de mayor relieve y reputación que pueblan el firmamento de la categoría Bantam. Alguien que ostentó entre 2005 y 2008 el cetro de campeón mundial por la AMB (WBA) y que, establecido en la ciudad alemana de Hamburgo, ejerció un sólido reinado, no obstante que jamás abandonara los confines del territorio europeo. Es verdad que ahora, a los 34 años, Sydorenko podría estar algo alejado de su mejor esplendor, pero igual continúa mostrando una figura atlética compacta y robusta, creíble para oficiar de medida entre las pretensiones expansionistas del magnífico crédito de las Filipinas.

Sydorenko, nunca tuvo gran pegada para su peso, pero tiene un haber notable en el record de sus peleas amateurs: 290 triunfos y 20 derrotas durante 13 años. Fue bronce olímpico de peso mosca en Sydney 2000, venciendo entonces nada menos que a nuestro Omar Narváez y al mexicano Daniel Ponce de León, medalla dorada de los juegos europeos de 1998 y 2000 y medalla de plata en el mundial amateur de 2001. Entró tardíamente al profesionalismo, a la edad de 25, pero de los 207 rounds de su carrera PRO 103 han sido como campeón del mundo.

El objetivo de Donaire al medirse rápidamente con un boxeador de fuste en las 118L, era tomar el impulso adecuado antes de pasar al desafío mayor de su carrera: ir por toda la torta retando al campeón actual de la OMB (WBO) y CMB (WBC), el mexicano de Los Mochis, Fernando “KO-chulito” Montiel, compromiso pactado para el próximo 19 de febrero de 2011.

Lo de Sydorenko, al aceptar este, su primer pleito en los EEUU, ante un hombre del probado calibre internacional y la afamada velocidad de manos de Donaire, era volver por sus antiguos fueros de la AMB(WBA), en forma de título interino mundial y del vacante título Continental Americano del CMB (WBC) puesto en juego.

El combate:

Conviene señalar las principales características de las nuevas reglas unificadas en el estado de California: Sistema de puntaje de 10 pt/round, sin regla de conteo de 8 segs de protección, ni nocaut a la tercera caída, no salva la campana, solo el referee puede parar el combate y en caso de lesiones accidentales se tomarán las tarjetas si se cumplió el cuarto asalto, de otra forma se declara S/D.

Round 1: El primer minuto transcurre con un insistente jab derecho de Donaire tratando de apartar al ucraniano de su previsible acercamiento para golpear al cuerpo. Sydorenko avanza lentamente y cubriendo el rostro con ambas manos, encogiendo a cada paso las piernas para no dar un blanco fijo con la cabeza a la conocida rapidez de manos del isleño. Sydorenko alcanza una sola vez a los flancos y Donaire empieza a encontrar la distancia justa para descargar golpes largos que buscan colarse por sobre la guardia del rival. El avance, un tanto rígido y con poca sorpresa de parte del Kiev, invita al filipino a jugar tempranamente la mejor carta de su repertorio. Apenas a 1:15 de pelea aparece en escena el mejor gancho de izquierda del planeta. El destello revienta sobre la sien derecha de Vladimir, cuyas piernas quedan instantáneamente en estado de flaccidez amenazando su verticalidad. Solo atina a cubrirse lo mejor que puede su cabeza y a soportar el vendaval. Donaire sin forzar mucho la marcha ni abandonar la distancia, procede a martirizarlo con repetidas manos cruzadas y swings a la zona alta. Sydorenko campea el temporal con valentía y casi por instinto apura lo más que puede su avance para filtrar alguna esporádica derecha al cuerpo. Las marcas del castigo enrojecen todo su rostro y para peor, advierte que la ventaja de velocidad en las manos de Donaire, torna cualquier intento táctico en imposible. Marra, pasa de largo, queda desairado y mientras tanto los golpes potentes de Nonito llueven sobre su cabeza. A 0:10 del final de la vuelta un combo de uppercut y lowercut del filipino lo desparrama en el suelo. Está casi nocaut pero el final del primer asalto llega en su ayuda.

10 x 8 para Donaire

Round 2: Ni Kirill Shevchenko en la esquina del ucraniano, ni el médico, toman nota de la manifiesta y peligrosa disparidad vista en el primer round. Un Sydorenko, ya transformado, sin saberlo, en carne de cañón sale a reiterar el guión táctico del round previo: manos bien arriba, intento de avance para buscar los planos bajos como única receta para minar la abrumadora superioridad cinética de Nonito. Compubox indica: 25 de 39 (64% efectividad) de golpes potente de Donaire y 3 de 18 (17%) de Sydorenko. No hay pelea, pero si se develan algunos fabulosos movimiento técnicos de suma ortodoxia por parte del filipino. El uso de jabs es un juego de castigo al punching ball, donde Donaire maneja el timming del avance del rival para que este entre justo en el cénit de distancia donde puede ser interceptado con la mayor violencia. Sydorenko cáe en el juego de creer que Donaire “corretea” el ring, pero Nonito aceita un movimiento mecánico que ha de darle frutos en seguida. Con calma, Donaire tiene esquive y salida rápida para no permitir los saltos y zarpazos que el ucraniano emplea como recurso desesperado. Donaire, que gira continuamente hacia su zurda y espera la ocasión, pone distancia con sus pies o con picantes directos que hacen estrago. Hay sangre en la cara del de Kiev. Quizás por escasa visual a escasos 0:08 de la campana Donaire acierta otro mazazo que deja obnubilado a su rival. Lo salva otra vez el tiempo.

10 x 9 para Donaire – Ttl: 20 x 17 Donaire

Round 3: Paradójicamente y de acuerdo a las reglas, la única chance real de Sydorenko dependería de un choque accidental de cabezas. Su cabeza está tan dañada que una lesión accidental no podría advertirse. Al comenzar el tercero, Nonito sale a hacer valer todas sus ventajas: los 8 centímetros de altura, el alcance de brazos, la velocidad de manos, piernas y también, para el ojo avisor, su mayor aptitud técnica. Es un completo dominio, al que Sydorenko no puede oponer más que vano empeño y el sacrificio crudo de recibir 2 o 3 golpes potentes para lanzar solo uno. Nonito golpea a voluntad pero seguramente preferiría acabar todo con una mano de nocaut antes que seguir dañando el rostro del contrincante. Por eso no apura nada y casi que baja un cambio para aplicar lo que es su remate favorito: El fabuloso gancho de zurda de su marca registrada. Según se aprecia en la repetición de cámara lenta a los 2:01 de esta vuelta, es una secuencia similar al famoso remate del quinto round contra Vic Darchinyan en 2007. Es pura sincronización y rapidez de su mano izquierda. Es un golpe de gimnasio, de automatización y práctica, porque lo hace de memoria. Primero advierte que el rival avanza y está por lanzar el zarpazo de frente. Marca entonces con el jab para tomar referencia de la ubicación y velocidad de avance del rival. Después afirma la pierna, regresa la mano izquierda para preparar el gancho, corre la cara para atrás para no recibir de lleno el golpe que viene y tira el latigazo cuando la pierna adelantada y el cuerpo del rival vienen en el aire. La velocidad que toma ese gancho es increíble, es tanta la diferencia de rapidez que pareciera que la cámara lenta solo agarra los movimientos del ucraniano. Hombre al piso, pero no KO. Nada hace prever que Donaire busque el nocaut por otro camino que aplicar ese soberbio golpe automatizado. A 0:03 del final, ese mismo golpe de nocaut falla por milímetros.

10 x 8 para Donaire – Ttl. 30 x 25 Donaire.

Round 4: El drama y el sinsentido continúan otro round más. La cara entumecida, lastimada y enrojecida del ex campeón gallo es el reflejo desolador del absurdo contrapunto. Sydorenko está abatido delante de un rival encendido que tiene un ratio de 6 nocauts entre los rounds tercero y sexto. Hasta esa causal estadística pone al de Kiev en el medio del campo de tiro. Donaire decide simplificar sus golpes potentes y sólo arroja uppercuts y ganchos. Uno tras otro van aterrizando sobre el rostro de Sydorenko. A mitad de camino de esta vuelta conecta su último gancho de zurda explosivo, seguido por un inesperado directo a la nariz del ucraniano. El poder destructivo de la combinación, a los 1:48 cerró con KO4 la desigual contiendo, dejando una tétrica, sangrienta y espeluznante visión de lo que era una victoria consumada ya desde el primer capítulo.

Nonito respetó sin dudas los pergaminos de su contendiente, pero la abismal superioridad motríz en sus manos, piernas y automatismo general no dejó espacio para ninguna contraparte estratégica. Nada pudo hacer Volodymir Sydorenko. El factor sorpresa que a la postre resultó decisivo, estuvo siempre monopolizado por el ganador.

El cruce entre la rapidez de Nonito Donaire Jr. y la potente pegada de Fernando Montiel, se convierte en una inevitable incógnita a dirimir en febrero de 2011. Promete ser un choque dramático de estilos que podría alcanzar ribetes legendarios y apuntalar el mejor comienzo imaginable para la nueva temporada.

KO12.com.ar®

[LEER ARTÍCULO COMPLETO]